headerindex (1)
topbannermen

Con su lado más salvaje, los Porcinos aseguran la punta

Los Jabalíes derrotaron a Corsarios por 27-14, en el primer turno del día sábado. De esta manera, los Porcinos se alejan en la tabla de posiciones, mirando al resto de los equipos desde lo más alto y sin haber trastabillado ni una sola vez en lo que va de la temporada.

Promediando la mitad del certamen, los conducidos por el coach Juan Manuel Sesto salieron airosos en cada uno de sus encuentros, solo les quedaba por delante un duelo muy importante con el otro que se mantenía de pie en todas sus batallas, los Corsarios; este duro rival que, a pesar de las bajas significativas que presenta, siempre logró imponerse. Pero ello no amedrentó a Jabalíes, que salieron al campo con vehemencia y castigando al mariscal Francisco López, en su regreso como líder ofensivo, con un captura rauda ejecutada por Nelson Medici, una muestra temprana de lo que haría la unidad encargada de resguardar la end zone.

Tras la salida poco productiva de los Piratas, los encabezados por el QB Alejandro Bonomo consiguieron conectar su máximo avance con Sesto, sin embargo, lo más sobresaliente resultó ser la contención en el despeje, donde arrinconaron a sus oponentes en las 9 yardas. Desde ese punto López comenzó su arremetida, las imprecisiones continuaron pero Federico Poy estiró su estadía en el terreno con una nueva serie de cuatro intentos. Acto seguido, un mal snap que procuró sacar adelante Gonzalo Musso, terminó con un freno de Medici que los hizo recular.

Mientras la seguridad de la defensa de Jabalíes cumplía con creces, los conducidos por Bonomo en el ataque se prepararon para dar el primer golpe. En su segundo ingreso al campo, el avance inicial lo dio el quarterback, quien luego se lució con un envio largo a Federico Terrini, el novato receptor capturó el pase en carrera y no detuvo su andar hasta ingresar en la zona de anotación, para poner el 7-0, con el extra convertido por Luciano Lettieri.

Sin dejar respirar a Corsarios, el defensor Franco Pellechia hizo imperceptible el paso de los hombres de negro, con una intercepción que devolvió a su equipo al embate, en las 29 yardas del terreno de su adversario. Las ganancias de campo se produjeron hasta que Leandro Bosh anticipó un pase que tenía destino directo a la anotación. Si bien ahora el ovoide estaba en manos de los Piratas, la posesión era desde su propia yarda uno, en el primer down López quiso abandonar esa zona de riesgo con una corrida pero la presión de El Ancla recayó sobre el corredor, que cometió fumble  y Juan Alzate Velásquez se adueñó de ese balón perdido e incrementó la distancia a 14-0, con la posterior conversión de Lettieri.

Aunque la defensa de los de blanco y rojo fue un fortín, no pudo retirarse al intervalo sin ser quebrantado. En el último asalto que dieron los Piratas, Juan Elizalde se adjudicó el descuento tras un gran desplazamiento por tierra, aproximadamente tres cuartos del terreno de juego, en el que eludió varios tackles para sellar la primera conquista y colocar el marcador en 14-7; extra convertido por Gonzalo Paredes.

Para la segunda parte, Jabalíes salió con Sesto al mando de la unidad atacante, quien se hizo cargo luego de que se retiró Bonomo con molestias en el tramo final de la primera mitad; el mariscal no pudo concretar un buen drive, sin embargo, la defensa volvió a tomar protagonismo al lograr que Poy perdiera el balón en la incipiente arremetida, Nicolás Caferatta rescató la posesión y los transformó en seis puntos. No obstante, la respuesta no se demoró. Los hombres habitualmente conducidos por el coach César Liatti, ausente en esta jornada, apostaron a su potencia en los acarreos y les resultó fructífero, mediante Musso capitalizaron el touchdown y con Paredes el extra, por lo que el marcador quedó en 20-14.

Al encuentro solo le restó un ingreso en la zona de anotación y esa le correspondió a los Porcinos. Mientras la ofensiva intentaba estirar la ventaja, El Ancla se encargó de sostener el tanteador y mantener a su rival lo más lejos posible, con una efectividad que les prohibió incursionar en su campo. Hasta que el momento de cosechar llegó, Sesto ubicó a Pellechia solo por el sector izquierdo y le envió un pase con el que incrementaron la brecha a 27-14, tras el acierto de Lettieri en los palos.

Luego de esta importante victoria de Jabalíes, en donde se impusieron ante su más inmediato perseguidor, tendrán una merecida fecha libre para recuperarse y preparar la segunda mitad del torneo. Por su parte, Corsarios vio el regreso de su líder ofensivo López, con él deberán efectuar los ajustes necesarios para no perderle pisada al puntero.

Author

Pamela Lemuz