headerindex (1)
topbannermen

Corsarios, puntero indiscutido

Luego del suspendido partido entre Tiburones y Osos Polares, Champagnat recibiría el plato fuerte del día: Los dos punteros del torneo, Corsarios y Jabalíes, se enfrentaban en contienda por el primer puesto. El resultado del partido fue de 35 -14 en favor de los piratas.

Mucho se esperaba del partido entre los dos punteros del torneo, y a decir verdad, el encuentro cumplió con creces. El juego estuvo plagado de intercepciones, fumbles y anotaciones. Ambos equipos cometieron errores que sin dudas son motivo de trabajo, pero dejaron en claro que están a la altura de las circunstancias, y que ambos tienen enormes chances de reencontrarse en la final.

Corsarios se presentaba con una ofensiva con múltiples variantes: El conocido López de QB, los experimentados Poy y Elizalde alternaban sus posiciones entre WR y RB, en el primer caso, y de TE y FB en el segundo. Pero la noticia del día fueron los retorno de Mazzini en al defensiva y la figura indiscutida de Kouba en la ofensiva. Su retorno trajo repercusiones instantáneas: ya que en la segunda marcha de su equipo, una ruta corta hacia afuera en zona roja, derivaría en un pase completo y touchdown del #83.

Por el lado de Jabalíes, la ausencia de su coach y jugador Sesto, continua siendo de enorme impacto. Los porcinos no lograron levantar cabeza en toda la primera mitad. Sus primeras 3 marchas derivaban en punts. Mientras que su defensiva, no lograba contener al conjunto pirata, ya que durante el segundo cuarto, una marcha larguísima de Corsarios (la cual presentaba pases, corridas y renovaciones en 4to intento) finalizaría en un pase a la zona roja, donde Bosch atraparía el ovoide y lo convertiría en otros 7 puntos para su equipo. Así, los dirigidos por Liatti controlaban la primera mitad con un marcador de 14-0.

La segunda mitad no parecía ser muy distinta a la primera. Jabalíes se veía obligado a despejar en su primera marcha, y perdía un fumble en su segunda. Así, Corsarios continuaba con su dominio, acarreando el ovoide con Lopez y Poy, y completando pases con Elizalde, Romoli y Bosch.

Luego de un pase pantalla a Elizalde, una corrida reversible con Kouba terminaba en una nueva anotación. Así, Corsarios se ponía 21-0 y ya se auguraba una segunda mitad plagada de puntos.

Por primera vez en el partido, Jabalíes despertaba y lograba mover las cadenas. Con una formación en “I” con fullback y runningback alineados, los porcinos avanzaban a pura fuerza. Luego de una falta en la defensiva y un pase completo con Lettieri, la ofensiva comandada por Bonomo se encontraría en red zone rival. Desde ahí, un acarreo de Terreni, finalizaría en la primera anotación Jabalí del encuentro. El tercer cuarto finalizaba 21-7.

El cuarto período comenzaba con más emociones aún: luego de haber recibido la anotación de Jabalíes, los piratas tendrían su réplica. Un nuevo pase pantalla a Elizalde era el protagonista. El #54 acarrearía el ovoide casi 40 yardas, hasta llegar a la yarda 20 de su rival. Desde allí un nuevo pase a Elizalde finalizaba en Touchdown. El scoreboard quedaba 28-7, pero sería por poco tiempo.

Tan solo 3 jugadas después, Jabalíes volvería a anotar, esta vez con una jugada de QB-sneak. Pero la alegría duraría poco, ya que sobre el final del encuentro, una tremenda corrida del RB de Corsarios, Musso, sentenciaría el partido por un contundente 35-14.

Confianza es lo que le sobra a Corsarios. Los retornos de Kouba y Mazzini completaron a un equipo que ya se encontraba en gran forma. Sin dudas, es el favorito a llevarse el Tazón Austral. La próxima semana, los piratas se enfrentan a Legionarios, en búsqueda de perfeccionar aun más su juego. Del otro lado, Jabalíes llega en buena forma a playoffs, a pesar de haber sufrido altibajos en su performance. El retorno de Sesto será la clave para reflotar el buen juego que supo tener el conjunto albirrojo.

Author

Tomas Mandelli