headerindex (1)
topbannermen

Corsarios, puntero y candidato.

Durante el segundo turno de la última fecha de temporada regular, un encuentro casi anecdótico tenía lugar: el puntero del torneo, Corsarios, se enfrentaba al último equipo de la tabla, Legionarios. El resultado final fue de 21-7 a favor de los piratas. Todas las anotaciones se dieron durante la primera mitad, dejando medio partido sin emociones.

Aunque a priori el encuentro se presentaba como intrascendente para Corsarios, los piratas presentaron lo mejor de ellos desde el comienzo del partido. El clásico “doble ala” con Elizalde estaba presente, el backfield con el mariscal López y el RB Musso también, y los experimentados Poy y Kouba hacían las veces de receptores. Con estos nombres propios, la primera anotación del encuentro no tardaría en llegar. Ya que tan solo en 4 jugadas, los piratas anotarían. Un pase en cero a Poy, sería más que suficiente para que este rompiera el tackle de su marca, y acarreara el ovoide hasta la endzone.

Legionarios por su lado, se presentó como un equipo diezmado, con muchas bajas debido a lesiones. Su mariscal volvía a ser Corsini, a quien se lo vio mucho más suelto en su juego. La legión presentó, por primera vez en el torneo, una formación de 3 receptores y un solo RB. Esto se debió a que durante todo el encuentro, el juego se vio dividido casi en partes iguales entre intentos de pase y acarreos, algo que Legionarios no acostumbraba a hacer. Sin embargo, su primera marcha no sería nada redituable. Ya que luego de una sucesión de pases incompletos, la legión debía patear el ovoide y ceder la posesión.

Con la temible ofensiva pirata en cancha, López se disponía a intentar un nuevo pase. Luego de que Elizalde renovara, un pase a Kouba fue lo necesario para colocar nuevos puntos en el marcador.

Con el marcador 14-0, Legionarios intentaría crear juego por vía aérea, pero luego de un intento de pase, Sueldo interceptaría el ovoide y le permitiría a López ejecutar un pase a su receptor estrella, Poy, para que éste anotara su segundo touchdown del día.

Así es como en tan solo 3 marchas, Corsarios ya dejaba el marcador 21-0. Sin embargo, Legionarios daría su primer y único contragolpe del partido en ese momento. Casi sobre el final de la primera mitad, una marcha protagonizada por los pases a Franceschetti, sería la clave para generar los primeros puntos del partido. Estando en la yarda 15 de su rival, Legionarios ejecutaría un pase al propio Franceschetti para poner el encuentro 21-7. Este resultado se mantendría constante hasta el final del encuentro

La segunda mitad del juego pasaría sin pena ni gloria. Ninguno de los dos equipos se decidió a sacar mayores ventajas. Legionarios continuó alternando su juego entre acarreos y pases, pero en todas las oportunidades se vio imposibilitado de anotar debido a la férrea defensa pirata, liderada por su LB estrella, Mazzini. Por otro lado, Corsarios priorizó cuidar su personal de cara a los playoffs, y dejó de ser tan vertical e incisivo en su juego.

El match llegaba a su fin de manera poco emocionante, con nulos puntos en su segunda mitad. Corsarios se retiró de la temporada regular siendo el puntero indiscutido y alzándose como el candidato favorito a ganar el Tazón Austral. Legionarios, finalizó la suya de manera poco satisfactoria, y sin dudas, con vistas a lo que será su próximo año.

Author

Tomas Mandelli