headerindex (1)
topbannermen

Coyotes más vivo que nunca

Una mañana soleada ideal para un partido definitorio del campeonato más apasionante en años de la Categoría Juveniles. Coyotes dependía de sí mismo y buscaba ganar el último clásico del año para acceder una finalísima contra Yacarés, quien ya había hecho lo propio ante Aztecas la fecha anterior. Mientras que los verdes debían ganar y esperar que Coyotes le gane a los reptiles en la última fecha, para así tener la chance de ser campeón por diferencia de puntos.

A las 10:30 Coyotes daría inicio al cotejo con el kickoff. En un drive fiel al estilo azteca, de jugadas rápidas con pases cortos y corridas por fuera, la ofensiva del QB Tomás Lemos cruzaría mitad de cancha pero no podrían renovar más. Un gran punt de Esteban Delgado encajonaría a la manada y empezarían los problemas para Geist. Comenzó el drive desde la yarda 5 propia y tras dos pases incompletos seguidos, en tercera oportunidad jugarían un pitch hacia la izquierda que se le escurrió de entre las manos del RB Tomás Ustimczuk y el propio Delgado, desde la posición de CB, caería encima del balón anotando así el primer touchdown del pleito. La conversión seria fallida tras un pase de Lemos a Lucarella muy bien defendido por Buratovich.

Así Coyotes tendría la pelota nuevamente tras la patada de kickoff, pero abajo en el marcador. Durante el resto del primer cuarto no habrían mayores sobresaltos; en el inicio del segundo Geist recuperaría la confianza del equipo y las cosas serían distintas. Un buen drive con énfasis en las corridas de Ustimczuk lideradas por Agustín Foglia moverían la pelota hasta la 20 rival y entrarían en zona roja. Allí la defensa verde se hizo fuerte y forzó un cuarto y diez; Coyotes se dispuso a patea, pero el intento de Salvador Anido salió abierta a la izquierda. Aztecas tendría la pelota desde la yarda 13 pero tras una presión constante sobre el QB y sin dejar que las corridas sean fructíferas, eventualamente un tackle del CB novato Agustín Serman, de gran partido, al RB Ezequiel Maidana dentro del endzone pondría a Coyotes en el marcador. La primera mitad terminaba 6-2, con Aztecas al frente.

Coyotes recibió en la segunda mitad. Serman tuvo una gran devolución, pero este drive fue ineficaz y se vieron forzados a despejar, aunque contaron con la suerte de su lado ya que en el despeje Matias Morocho dejo caer el balón en la devolución y Serman nuevamente haciendo una jugada grande la recuperó.

El ímpetu le pertenecía a la manada del desierto, con el balón en la yarda 25 rival y la posibilidad de tomar la delantera. Coyotes no dejaría pasar la oportunidad. Y quien mejor que su mejor arma ofensiva, el Escurridizo Ustimczuk: el talentoso corredor llevaría el balón por la derecha, y ayudado por un excelente bloqueo del liniero Franco “Otto” Scheneider -otro novato de gran partido-, y nadie podría detener su marcha hasta la zona prometida. La patada de Anido era buena, lo que dejaba las cosas 9-6 con mucho football por jugar.

Tras varios drives de 3 y fuera y muy poco de las ofensivas, Aztecas volvió a la fórmula que le funcionó todo el año: Lemos encontró por el centro al Mike Evans argentino y López Gaudiero hizo un gran esfuerzo sobre la defensiva coyote para llevar el balón hasta el endzone. Así, los guerreros de Tenochtitlan recuperarían la ventaja, 12-9, tras malograr nuevamente la conversión de dos puntos con una intercepción.

Nuevamente el partido entraba una meseta de tres y fuera de las ofensivas. Hasta el último cuarto, en que Geist logró encadenar la marcha clave del partido. Con la ayuda de una interferencia defensiva que los avanzaba hasta medio campo, sería Ustimczuk una vez más quien los pondría en primero y gol tras una larga corrida por la izquierda. Una corrida por el medio de Foglia que sería detenida en la línea de scrimmage, pero rápidamente, sin necesitar huddle, la ofensiva volvió a setearse y con un rápido pase del mariscal canino hacia afuera a Marcos Buratovich, usual jugador defensivo, la manada anotaría el touchdown que sería de la victoria luego.

El partido quedaba 15-12 tras la conversión fallida. El QB Lemos tendría un último drive para intentar darlo vuelta pero la defensiva de Corsini los pararía en seco. Solo quedaría tiempo para una rodilla del mariscal Geist y pleito liquidado.

Así, Aztecas termina en el último lugar tras comenzar ganando dos partidos pero perdiendo cuatro seguidos. Del otro lado, Coyotes está 3-2 y con las chances intactas en su intento de ganar su primer campeonato desde el 2010. Enfrente tendrá nada menos que al tricampeón Yacarés. La gran final será el próximo sábado desde las 12 en el Club Champagnat.

Author

Tomas Zajdman