headerindex (1)
topbannermen

Destino Final

Se avecina el final de la temporada regular, y con la anteúltima fecha por delante tendremos un final apasionante en esta recta final. Gracias a la cortesía de Jabalíes de dejar su turno este fin de semana, se podrá recuperar el encuentro interrumpido entre Tiburones y Osos Polares (6-0 parcial en favor de los escualos), mientras que la fecha se completará con el encuentro vital entre Legionarios y Cruzados, los últimos de la tabla.

El mediodía del sábado nos traerá el encuentro más decisivo de la jornada. El equipo polar ha tenido un 2017 con altibajos, y cosecha un record de 5-3, en donde las victorias fueron contra los equipos más débiles de la liga, que se encuentran por debajo de ellos en la tabla de posiciones, mientras que las 3 caídas fueron contra los líderes. Teniendo una semana más para enfrentar nuevamente a uno de los candidatos, deberá esta fecha reanudar la derrota parcial frente a Tiburones, en lo que será una dura muestra para el equipo de Ferreyra. ¿Serán capaces de remontar el encuentro contra uno de los combinados que viene con la moral más alta de toda la liga? La respuesta a esta pregunta traerá aparejado el futuro inmediato tanto de uno como de otro equipo. Los polares tendrían que, sin ningún problema, hacerse con el encuentro, igualar a Jabalíes en el segundo lugar de la tabla, y batirse mano a mano con ellos la semana entrante por ver quien termina más alto; de todas maneras, de quedar empatados no tendría valor real el enfrentamiento ya que la posible semifinal los encontraría uno frente al otro. A su vez, con una victoria y sobretodo un buen nivel de juego llegarían con mejor ritmo a las instancias finales de la temporada regular en vistas de poder dar el golpe ante los porcinos en playoffs y llegar al Tazón Austral luego de tantos años. Por su parte, Tiburones tendrá la oportunidad y casi la obligación de triunfar ante los polares para terminar de confirmar el buen momento que vienen viviendo. Con el partido ya en su favor por una anotación arriba, deberán intentar continuar con el curso del encuentro y afianzarse en donde más saben, el juego terrestre. Viniendo de una dura victoria en un partido decisivo ante Cruzados, mejorando poco a poco su juego aéreo, y afianzando una defensa que si bien no es de las más fuertes de la liga logró dejar en cero a la poderosa ofensiva de Jabalíes en su momento, parece ser lo suficientemente fuerte como para animarse a competirle a los “de arriba” de cara a los partidos eliminatorios. Un triunfo este fin de semana no solo tendrá el valor de dejarlos en playoffs, sino que será la primera prueba que tendrán que pasar para saber si están a la altura de la post temporada, y que su única victoria ante un combinado con record positivo no fue mera suerte.

En el segundo turno, se desarrollara o bien un partido totalmente intrascendente, o bien un encuentro definitorio para la lucha por el 4to puesto e ingreso a playoffs; todo dependiendo de si Tiburones logra triunfar o cae ante Osos Polares. Suponiendo que los escualos no logren la victoria, y el partido del segundo turno no sea meramente un duelo por ver quién se queda con el primer pick del 2018, tendremos un cierre de jornada de lo más apasionante para todos aquellos presentes en Champagnat. Viniendo de caer ambos en la última fecha, y estando en los últimos puestos de la tabla, comparten también otro tipo de características. Buenas son las defensas de estos conjuntos, sólidas ante la corrida, y con un decente nivel ante el ataque aéreo, aunque no del todo efectivo. También han compartido el sufrimiento en el puesto más importante de la ofensiva, el QB. Por parte de Legionarios, han cambiado 4 veces el jugador al mando de la ofensiva lo cual claramente es uno de los factores por el cual no han logrado afianzarse en esta faceta del juego; como así tampoco han podido establecer su juego terrestre, sobre el cual también han cambiado el corredor mandante. Por parte de la Hermandad, si bien Urzúa había sido el mariscal hasta hace dos fechas no había podido establecerse como el líder indiscutido de su ataque, y aun mas era notoria su perdida como receptor que su impacto como lanzador, quedando solamente Steinborn como su única arma a la hora de inquietar defensas contrarias. Con la incorporación de Rolleri como QB, si bien han perdido estatura a la hora de enviar los pases, la han ganado con dos receptores de primer nivel para salvar los envíos no tan certeros del otrora corredor. De igual manera, no es ninguna seguridad este tipo de estrategia, lo cual quedó en claro en el encuentro ante Tiburones, que si bien los mostró de primer momento con una mejoría en el ataque, y hasta anotando por aire, con el correr del partido se fue tornando en una consecución de envíos sin destino que terminaban en entregas de balón. A su vez, el poco juego terrestre que tenían ya con Rolleri de corredor quedó totalmente anulado, o devenido a corridas directas de mariscal o escapadas ante la penetración de la línea defensiva. Las defensivas claramente serán las protagonistas de este duelo y la que logre aprovechar los errores rivales será la que contará con mayores chances de llevarse el encuentro.

Fin de semana de definiciones: los últimos luchando por su dignidad, los del medio peleando por ver quien llega mejor parado a post temporada (o si llega), y los de arriba descansando y observando atentamente a quienes serán sus rivales en los primeros partidos de playoffs.

Author

Tomás Kouba