headerindex (1)
topbannermen

El pantano está en orden

En esta sexta fecha de la temporada 2017 de la categoría Juvenil de Football Americano Argentina, el campeón defensor Yacarés se impuso por un áspero 12-6 sobre quienes lideraban el actual Campeonato, Coyotes; quedando así en un triple empate de 2-2 entre los equipos que integran la división.

En un partido en donde se destacaron las defensas, pudieron surgir dos grandes figuras representando el juego terrestre de cada combinado, que no solo fueron responsables de lograr la mayor cantidad de yardas de sus ataques, sino que además fueron los autores de las tres anotaciones del encuentro. Por un lado, Ignacio Malvicini el QB de Yacarés puso sobre sus hombros a una ofensiva que parecía no poder producir grandes jugadas si no era por medio de las corridas y escapadas del mismísimo mariscal, mediante las cuales cosechó casi 150 yardas y 2 anotaciones. Por su parte, Tomas Ustimczuk, el RB titular de Coyotes, fue el encargado de encaminar a la ofensiva de la manada del desierto, acumulando más de 100 yardas vía terrestre, y 1 TD en su cuenta personal.

Comenzaba el encuentro con el balón en poder de los campeones defensores. Con el mariscal #13 liderando el ataque, se encaminarían a recorrer gran parte del campo de juego, basándose en la versatilidad de Malvicini de poder eludir y llevar el balón con facilidad hacia los costados de la cancha. Gracias a sus acarreos, sumados a los de Zajdman, y a una recepción de Umerez, ya se encontrarían en zona roja rival. Pero desde allí, dos malos centros perjudicaron gravemente al equipo, uno de ellos generando un sack 10 yardas por detrás de la línea de golpeo, finalizando con el buen arranque que habían tenido los de naranja.

De su lado, Coyotes respondía con su arma más poderosa mostrada hasta el momento, los acarreos del RB Ustimczuk. Con tres embates del pequeño corredor ya moverían rápidamente las cadenas; y luego se decidirían a correr con el FB y el mariscal, con 0 ganancias en estos dos acarreos, quedaban en evidencia de como necesitarían indudablemente de la presencia del #33 con el balón en mano para lograr mover el balón dentro del campo. En su segundo ingreso se afianzaría aún más esta idea, ya que con tres corridas del mismo RB avanzarían casi 30 yardas, para luego en dos jugadas consecutivas hacer yardas negativas (nuevamente cuando decidían acarrear con quienes no tenían el número 33 en sus jerseys).

Mientras tanto los del pantano creaban una dependencia similar a la de sus rivales, siendo solamente mediante las corridas del Malvicini en donde conseguirían grandes avances, limitándolos mucho a la hora de poder sostener una ofensiva variada. Y esto se hacía notar por la defensa de Coyotes, sobre todo por su línea defensiva, que casi seguros de que sería el mariscal quien correría, irían rápidamente sobre él, logrando varias capturas y tackles detrás de la línea de golpeo. De todas maneras, la habilidad del #13 sobresaldría, y haría que muevan las cadenas una y otra vez. Avanzarían así hasta la yarda 10 del rival, desde donde intentarían sorprender vía aérea con un pase a Lema, pero se interpondría en su lugar el CB Serman Moreira interceptando el balón y salvando a su equipo de la caída en el marcador.

Desde allí el QB Geist tendría la tarea de sacar a su equipo de su propia zona roja, en principio siguiendo la fórmula que les había resultado hasta el momento, corridas del #33. Pero buscaban, al igual que sus rivales, sorprender vía aérea; lamentablemente correrían el mismo destino. Un pase largo de Geist para Ustimczuk no llegaría al objetivo, y encontraría en su lugar al LB Ciravenga. No solo recuperaba el balón, sino que lo llevaba hasta la yarda 19 de territorio rival. Desde allí Malvicini no dudaría, y llevaría él mismo el balón hasta la zona de anotación, poniendo a su equipo 6-0 arriba justo antes del fin de la primera mitad.

El complemento no nos mostraría nada distinto a lo visto en un principio, tan solo que de primer momento veríamos a las defensas todavía más ágiles y firmes que en el inicio del partido. Tal fue así que las primeras posesiones de cada combinado terminarían de la misma manera, en intercepciones. Comenzaba Coyotes con el balón en su poder, pero luego de dos faltas quedarían en largos intentos, por lo que buscarían recuperar territorio por aire. Nuevamente se evidenciarían las falencias aéreas del equipo dirigido por Corsini, y el mariscal que buscaba a su receptor Ripoll, encontraba en el medio a Puyo Rosello. La réplica de Yacarés no sería muy distinta, y a pesar de comenzar su ataque en territorio rival, y acercarse aún más con acarreos de Umerez, cometerían el mismo error que en el 2do cuarto. Malvicini en lugar de seguir moviendo el balón por tierra, buscaba ponerlo en el aire, territorio que no les trajo buenos resultados en todo el encuentro. Y buscando a Lema encontraría nuevamente al CB Serman Moreira, quien arruinaba una vez más sus intenciones de convertir vía aérea.

Tan parejo venía el encuentro hasta el momento, que sería un error más que un acierto lo que empezaría a inclinar decisivamente la balanza en favor de Yacarés. En un intento de despeje de Coyotes, quienes se encontraban en su propia zona roja, el centro hacia el pateador era muy bajo y corto, inhabilitándolo a efectuar el punt, y atinando tan solo a tomar el balón en el suelo. De esta manera Malvicini y compañía tendrían la inigualable oportunidad, comenzando ya directamente en la yarda 9 rival, de anotar y despegarse de sus rivales. Desde allí, y repitiendo la formula, sería el mismo mariscal quien después de amagar un pase hacia afuera correría por el medio de la línea llegando a las diagonales, sumando su segundo TD de la fecha y poniendo a su equipo por delante 12-0.

Era el turno de Geist y Ustimczuk de intentar dar vuelta el tanteador, y reafirmarse como los líderes de la tabla de posiciones. Tras una buena devolución que les dejaba el balón cerca de mitad de campo, se encaminarían en una serie ofensiva hacia territorio rival. Una buena corrida del hábil RB, sumado a un largo pase conectado del QB con Buratovich los acercaba rápidamente a zona de peligro en campo rival. A casi 25 yardas de la zona de anotación, Geist soltaría el brazo en un largo pase directamente en busca de Buratovich para el TD, pero este no lograría hacerse con el ovoide a tiempo para que le convaliden la recepción, quedando meramente en un pase incompleto y un susto terrible para el sideline rival. No quedaría lamentándose el mariscal y buscaría a su receptor #52 dos veces más, intentando explotar una secundaria de Yacarés que había dejado solo al WR en la ocasión anterior, pero esta vez sí ajustarían: primero De Santis, y luego Umerez lograrían defender bien y anularían los intentos de la manada de achicar la diferencia finalizando el tercer periodo.

Tres posesiones más pasarían sin jugadas destacables hasta que por fin volveríamos a ver acción en el tanteador. Luego de un despeje de Yacarés, y una excelente devolución de Serman Moreira, comenzaría el equipo de Corsini con el balón directamente en redzone rival. Lamentablemente con la advertencia de 2 minutos eran pocas las chances que tenían de poder remontar el encuentro, pero aun así tenían la obligación de hacer honor a su liderazgo y dar el presente en el partido. Tres acarreos del mejor jugador de Coyotes, Ustimczuk, bastarían para poder romper el 0 en el marcador, y lograr la anotación. 6-12 y menos de 1 minutos para que termine el encuentro. Quedaba la oportunidad de recuperar la patada corta para que haya esperanzas, pero al quedar el ovoide en manos del rival, terminaban las ilusiones para los líderes.

Una apasionante definición de campeonato se nos vendrá encima en esta última ronda, ya que con la victoria de los últimos campeones quedarán los 3 combinados empatados en 2 victorias. Con una gran defensa y la brillante actuación de su mariscal, Yacarés volvió a la senda ganadora y está dispuesto a defender el trofeo de ganadores. Mientras que Coyotes, a pesar de la caída sigue demostrando que los acarreos de Ustimczuk siguen siendo su arma más fuerte, y con una defensa firme, hacen falta que solo puedan hacer presente su faceta de juego aéreo para ser finalmente un equipo completo capaz de hacerse sin problemas con la temporada 2017.

Author

Tomás Kouba