headerindex (1)
topbannermen

Hot! El Tazón del Centro se quedó en Córdoba

En un partido tan vibrante como cambiante, con emociones de principio a fin, el Seleccionado de Córdoba Football Americano, Águilas, se llevó el Tazón del Centro IV tras vencer al Combinado Metropolitano de Football Americano Argentina por 13-12. El equipo mediterráneo exprimió al límite las ventajas de una ofensiva compacta y firme, avanzando yarda a yarda pacientemente. Patricios por su parte logró ajustar su juego frente a un conjunto defensivo aguerrido y luchó hasta el final para llevarse una victoria que le fue esquiva en los últimos segundos. El triunfo del domingo fue el primero en la historia del selectivo mediterráneo.

En ediciónes anteriores del Tazón del Centro el equipo cordobés desplegó en el campo un sistema de juego basado en una formación compacta, con seis jugadores en la línea de golpeo y al menos tres jugadores justo detrás, totalizando nueve jugadores en la caja de tackles. Esta táctica fue implementada año tras año, trascendiendo los procesos de los distintos cuerpos técnicos. Y en la primera serie ofensiva del partido del domingo se hizo evidente que el Head Coach Franco Gianinetti no tenía intenciones de cambiar de filosofía, sino todo lo contrario.

El equipo rojiazul comenzó a mover las cadenas con los acarreos del FB Darío Vercellone y el RB Luis Barrera, quienes aprovecharon la fuerza de la línea ofensiva. La primera visita a la zona roja por parte de los cordobeses llegó tras un error de manejo entre el centro Gabriel Corsini y el pateador Ignacio Ambuso, quien perdió el balón en su propia yarda 6. En la jugada posterior los locales alcanzaron las diagonales, gracias a un acarreo de Barrera quien corrió por el centro detrás de sus linieros. Con el punto tras el touchdown convertido por Esteban Zanoni, Águilas abrió el marcador para delirio de los espectadores locales que se acercaron al campo de rugby de la Universidad Nacional de Córdoba.

El conjunto ofensivo comandado por el Head Coach Hugo Ferreyra saltó al campo con una formación singleback, comandada por el QB Mathías Crespi y con dos alas cerradas, uno a cada lado de la línea de golpeo. En las primeras jugadas los porteños buscaron establecer la corrida con los acarreos del RB Diego Tilger y del propio Crespi. Sin embargo la defensa rival se paró con un esquema muy compacto, cerrando los caminos e incluso forzando errores de manejo ofensivo.

Durante el segundo cuarto Águilas mantuvo su sistema de juego que obligaba a la defensa porteña a cerrarse, dándole la oportunidad al QB Scott Jackson de buscar con pases cortos a sus WRs Santiago Pedroza y Pablo Vincenti. Sin embargo el desgaste propio de un esquema tan físico le impedía alcanzar las últimas 20 yardas. En tanto Patricios insistió con los acarreos de Tilger, quien terminó el partido con un promedio superior a las 6 yardas en sus 22 corridas, totalizando 137 ysd. Sin embargo fue hacia el final de la primera mitad cuando el equipo encontró la fórmula para romper la defensa rival. Con el QB Agustín Sánchez Merlinsky detrás del Centro la ofensiva comenzó a mover las cadenas con un sistema muy particular, una formación diamante: 3 WRs alineados delante del SR Brian Prigoshin, quien recibía el pase rápido del mariscal y avanzaba gracias a la pantalla formada por los receptores frente a él. Así los visitantes llegaron por primera vez a las 20 yardas finales rivales, pero en 3er intento Sánchez Merlisnky fue interceptado por Barrera en posición de esquinero, signando el final de la primera mitad con el tentador 7-0.

Cristian Castaño recibe el pase de Crespi, para el primer TD porteño

Cristian Castaño recibe el pase de Crespi, para el primer TD porteño

Si bien el nuevo esquema ofensivo no logró sumar puntos antes del cambio de lado, si consiguió abrir la defensa local que se vió obligada a sacar gente del centro del campo y volcarla a la cobertura del pack de receptores. Ante una defensa dispersa los acarreos de Tilger alternado con el también RB Augusto Bazán comenzaron a dar frutos. En su primera visita a la zona roja y con el regreso de Crespi a la posición de mariscal Patricios consiguió el descuento, cuando el quarterback encontró libre de marca y dentro de la zona de anotación al WR Cristian Castaño Galvis. La patada no fue buena, por lo que los visitantes seguían abajo en el resultado.

Los dueños de casa saltaron al campo buscando la recuperación, pero encajonados se vieron obligados a despejar. Fue en ese momento cuando el DE Alejandro Otero logró romper el bolsillo de protección y bloquear la patada, que tras rebotar hacia la zona de anotación fue recuperada por el CB panameño Edgardo Noriega para poner al frente a la visita. La conversión de dos puntos no fue buena y los dirigidos por Ferreyra se imponían 12-7.

Águilas salió a buscar dar vuelta el marcador con los acarreos de Vercellone y el propio Jackson. Y todo lo bueno realizado por la defensa visitante en la marcha anterior se vió eclipsado por una seguidilla de faltas defensivas, que permitió a los cordobeses acercarse hasta la zona roja una vez más. Aprovechando una defensa secundaria desguarnecida el mariscal Jackson lanzó un pase llovido a la zona de anotación donde Vincenti, a pesar de la marca, logró completar la recepción y anotar el touchdown. La patada de punto extra fue mala, por lo que los cordobeses se ponían al frente por un punto faltando segundos para el final del tercer período.

Edgardo Noriega ya recuperó el balón, dandole la victoria temporal a Patricios

Edgardo Noriega ya recuperó el balón, dandole la victoria temporal a Patricios

El cuarto final mostró a Patricios buscando la victoria por todos los medios. Las corridas por fuera de la línea de golpeo del tándem Tilger – Bazán parecían la receta para la victoria. Sin embargo Sánchez Merlinsky sufrió una nueva intercepción profundo en el campo rival, esta vez a cargo del SS Horacio Salto quien no solo permitió a la defensa local evitar el asedio sino que dejó el ovoide en la yarda 3 rival tas una sucesión de faltas personales. La defensa de Patricios sabía que debía recuperar el balón sin permitir puntos para seguir en partido. Y lo logró tras detener a los dueños de casa en 4to y 8 para la línea de gol.

Cuando faltaban solo 4 minutos para el final del partido los visitantes comenzaron una serie ofensiva que los llevó desde su propia yarda 26 hasta la zona roja rival. En las últimas 10 yardas Patricios buscó la anotación con los acarreos de Tilger y Crespi, pero la defensa de Águilas se cerró y logró forzar el 4to intento. Restaban 44 segundos en el reloj cuando el pateador Ambuso ingresó al campo para intentar convertir el gol de campo de 21 yardas, pero la patada salió a escasos centímetros del poste izquierdo. Los locales solo debieron arrodillarse para escuchar el pitido final y desatar su algarabía.

El partido terminó como se vivió: una verdadera fiesta del football americano dentro y fuera del campo de juego, donde dos equipos dejaron todo para alzarse con el triunfo. Águilas ostentará por un año ser el dueño del Tazón del Centro. En tanto Patricios deberá corregir sus errores de cara al duelo de 2014.

Author

Mariano Viotto