headerindex (1)
topbannermen

En busca del bicampeonato

Corsarios venció a Osos Polares por 29 – 13 y logró por segundo año consecutivo llegar a la final. De la mano de una ofensiva contundente, la cual anotó en todos los cuartos, y los errores de Osos, los dirigidos por Liatti se ganaron el derecho a defender el título frente a Tiburones.

El match comenzaba con cambios de posesión en ambos equipos. Ninguno terminaba de desarrollar su juego efectivamente y las defensivas tomaban protagonismo. Corsarios basaba su juego en las corridas de Poy y de Musso, alternando intentos de pase a Kouba y Wagner. Su línea tuvo, por momentos, dificultades para controlar a la línea rival. Osos Polares por su lado, recurría en su mayoría a una read-option con su RB Cigarruista, mientras alternaba intentos de pase con acarreos propios de Crespi.

Las emociones llegarían sobre el final del primer cuarto, cuando Musso acarreaba el ovoide por casi 30 yardas hasta la zona prometida. Con la llegada del primer touchdown aumentaba la intensidad del partido, y solo era cuestión de tiempo para volver a ver anotaciones.

Luego de un gran punt return de Poy, Corsarios se posicionaría en la mitad de cancha. Desde allí, los piratas avanzarían a paso firme hasta la yarda 10 de Osos. Desde allí una corrida del propio mariscal sería suficiente para volver a sumar puntos. El match se iba a 13-0.

Osos volvería con su réplica rápidamente. En el siguiente drive, luego de que Crespi lograra mover las cadenas mediante un acarreo y 2 intentos de pase, una corrida de Brian Tomada, desde la yarda 10, era todo lo que Osos necesitaba para romper con el cero en el marcador. 13-6 era el scoreboard. Sin embargo, en el intento de punto extra, la patada sería bloqueada y devuelta por Kouba para agregar 2 puntos en el marcador pirata. 15-6 ganaba Corsarios y así finalizaba la primera mitad.

El comienzo del 2do tiempo era un cachetazo para la manda polar. En su primera marcha, debían despejar el ovoide, el cual sería devuelto para TD por la figura del encuentro, Kouba. El partido quedaba 22- 6.

El match no se daba descanso y tan solo minutos después, los dirigidos por Ferreyra lograban anotar mediante un read-option y acarro de Cigarruista. El score quedaba 22-13 y Osos aun daba señales de vida.

No fue hasta un fumble de Cigarruista, en un confuso handoff, recuperado por Corsarios que Osos perdería toda oportunidad de alcanzar la final. El drive siguiente del conjunto pirata finalizaba en touchdown mediante una corrida de Musso.

29-13 fue el resultado final. Corsarios fue el justo vencedor. Su dominio en ofensiva y los errores de su rival fueron los principales factores de la victoria. Los dirigidos por Liatti se volverán a enfrentar a Tiburones en una nueva final donde buscarán el bicampeonato.

Author

Tomas Mandelli