headerindex (1)
topbannermen

Hot! Halcones se lució en el Mariani Dolán

Éste sábado, en el Anexo Alejandro Mariani Dolán del Club Platense, Halcones derrotó por 35 a 6 a Charrúas y logró ser el vencedor del Silver Bowl VIII. El MVP argentino fue Thomas Haberl y el uruguayo fue compartido entre Diego Olivera y Sebastian Bilche.

Valió la pena esperar más de 6 meses para poder ver a Halcones. Atrás quedó la experiencia del encuentro contra los Boxers. El rival de turno, el clásico rival, fue Uruguay. Un Uruguay al que se lo vio confundido, por momentos perdido en el campo, con un mariscal poco preciso y una línea ofensiva inconstante. Un Uruguay con una defensiva permeable. En realidad, no fue un mal partido de Charrúas. Fue un partidazo de Halcones.

La unidad ofensiva de Liatti no tuvo piedad. La línea bloqueó todo lo que se movió, Haberl sacó a relucir el brazo que lo hizo acumular más de 1000 yardas aéreas esta temporada, Bezruk demostró porqué es un corredor de selección, Catala y Garibaldi Diniz rindieron en momentos clave y Poy es el culpable de que la secundaria oriental no pueda dormir. La defensiva de Andreotti, Mazzini, Tomada, Kouba, Pérez Curiel y cía, no se dejó estar y limitó a la ofensiva oriental todo el partido.

Sebastian Mihelj y Brian Tomada, los capitanes, levantando el trofeo de campeón

Sebastian Mihelj y Brian Tomada, los capitanes, levantando el trofeo de campeón

Argentina golpeó primero: luego de un drive encabezado por los acarreos de Bezruk, Haberl ubicó a Poy con un pase de touchdown de 5 yardas y con una patada favorable, puso arriba a Halcones 7-0. poco pudo hacer Michael Ellis, el mariscal uruguayo, para mover las cadenas. Pocas jugadas más tarde, ya con el balón en su poder, Halcones disponía de una nueva chance de avanzar, que sería desperdiciada tras una intercepción de Diego Olivera. No duraría mucho la ofensiva charrúa en el campo, tras perder el balón y dejarle poco terreno que cubrir a la ofensiva local. Nuevos acarreos de Bezruk, nuevo pase corto para otro touchdown de Poy y ventaja de 14 para la Selección Argentina.

A continuación llegaría un buen drive para el equipo visitante, pero, una vez más, la defensiva local dijo presente, esta vez evitando un gol de campo. Momentos después llegaría la única anotación por parte de Charrúas, por medio de una intercepción devuelta para touchdown por parte de Sebastian Bilche. Con la falla en el punto extra, el partido quedaba 14-6 para Halcones.

Para coronar la brillante actuación de la defensiva en la primera mitad, momentos antes del cierre del segundo cuarto, Kouba lograría interceptar un pase de Ellis y llevarlo hasta el endzone contrario. El descanso encontraba a Argentina triunfando por 21 a 6.

En la segunda mitad, sólo un equipo dominó. A diferencia de la primera parte, en donde se veía una intención de Charrúas, en el complemento los orientales se vinieron a pique. Otro gran drive terrestre de Bezruk coronado por un pase de touchdown de Haberl, esta vez a Catala, pondría las cosas 28-6. Momentos después, la defensiva local otra vez haría estragos en la ofensiva oriental y le dejaría el camino allanado para que Kritzer, Poy y el intratable Bezruk pudiesen acarrear sin preocupaciones. Tanto es así que hasta el mariscal se animó a correr con el ovoide, consiguiendo así el último touchdown de la tarde, lo que pondría el marcador definitivo de 35 a 6, tras una nueva conversión de punto extra de Bonomo, quien tuvo eficacia total en sus kicks.

Con éste resultado, Halcones logra su sexta victoria frente a Charrúas. El próximo año, el encuentro tendrá lugar en Uruguay.

Author

Federico Motolo