headerindex (1)
topbannermen

Manada de puntos

En el comienzo de la fecha 6, Osos polares derrotó a Legionarios, por un contundente 27 – 13. La manda polar se impuso desde el comienzo del partido, anotando en todos los cuartos del partido.

A priori, ambos equipos llegaban como conjuntos que ya conocían la victoria, pero que aun no habían desplegado su mejor juego. Por ende, poco se podía prever del encuentro.

Con el comienzo del primer cuarto, se disiparon todas las dudas. En tan solo una marcha, Osos Polares ponía los primeros puntos en el marcador. Las claves de la marcha fueron los pases precisos a los WR Carrizo (de excelente partido) y Deglisse. El golpe final de la marcha, sería dado mediante una corrida del eterno Tomada, haciendo las veces de FB. Así, Osos tomaba la delantera y se perfilaba como el favorito.

La ofensiva de Legionarios se preparaba para ingresar, pero durante el kickoff return, el devolvedor era tackleado por Stefano Zucchi quien le provocaría un fumble, que sería recuperado por Osos. Así, la ofensiva comandada por Crespi retornaba al emparrillado, pero poco duraría esta marcha: luego de un pase incompleto, la ofensiva polar intentaba ejecutar una “read option”, la cual terminaba en un mal handoff y en fumble. El LB Calvo sería el encargado de recuperar la posesión para La Legión.

Ya casi sobre el final del primer cuarto, la ofensiva legionaria ingresaba por primera vez al campo. En esta oportunidad, los de jersey dorado se presentaban con un cambio de cara: su mariscal Sánchez no se encontraba entre sus filas. En su lugar, se encontraba el número 7, Martín Dietsch. Sin embargo, el cambio de cara no traería un cambio de juego. La ofensiva legionaria continuaría recurriendo a las potentes corridas de Bissio por el medio de la línea y a posicionar a Franceschetti como único WR. Sorpresivamente, la primera anotación del equipo llegaría mediante una corrida del propio mariscal. Un fake de handoff, haría que toda la defensiva polar se volcara hacían un lado de la cancha, mientras que Dietsch, acarreaba el ovoide por la otra. Así, La Legión empataba el partido 6 – 6.

El match se perfilaba como trabado y difícil de jugar. Ambas defensiva comenzaba a tomar protagonismo. Luego de una marcha fallida por lado, un mal snap durante un punt de Legionarios, dejaba a la ofensiva polar a tan solo unas pocas yardas de la endzone. Osos repetía la formula: Tomada haciendo las veces de FB. Pero esta vez, la defensiva legionaria lo detenía en seco. En el siguiente snap, el propio Crespi se haría cargo de la situación y acarrearía el balón hasta la zona de anotación. El match entraba en halftime, y la diferencia de puntos era de tan solo 7 unidades.

La segunda mitad comenzaba de manera casi idéntica a la primera: con anotación de Osos Polares. Esta vez, la anotación era por vías aéreas. Luego de una jugada rota debido a las cargas de los linebackers legionarios, Crespi completaría un increíble pase con Deglise. Así, la diferencia en el marcador se ampliaba, dejando un scoreboard de 20-6.

Legionarios no reaccionaría hasta pasado el comienzo del cuarto cuarto. A pura fuerza de corridas de Ramírez y Bissio, la ofensiva lograba renovar y mover las cadenas. La fórmula para volver a poner puntos sería la misma que la utilizada en la primera mitad: Fake de handoff por parte de Dietsch, y acarreo del propio mariscal por el lado opuesto. Pero la alegría de un nuevo touchdown duraría poco. La ofensiva de Osos Polares ingresaba a la cancha y daba señales de dominio: Acarreos de Crespi y pases a Carrizo eran los protagonistas. La anotación final del partido llegaba en otra oportunidad de poco yardaje. Donde una nueva corrida de Tomada incrementaba los puntos en el marcador. Así, Osos sentenciaba el match por 27 a 13.

Un match entretenido, de muchos puntos y muchos errores en ambas ofensivas. Osos Polares se va tranquilo, sabiendo que su batallón de WR se encuentra en un gran momento, y que ante cualquier complicación, las corridas de Crespi pueden darle el aire necesario para salir adelante. Por el lado de Legionarios, será una derrota para aprender. El cambio de mariscal siempre es un punto sensible en cualquier equipo. Será cuestión de esperar y ver si la nueva ofensiva puede generar mayor juego. La semana que viene Legionarios tendrá su semana de descanso, mientras que Osos se enfrentará a un golpeado Tiburones.

Author

Tomas Mandelli