headerindex (1)
topbannermen

Mordiendo el invicto

En la quinta fecha de la liga de Flag Football Femenino, Tigresas derrotó por un ajustado 13-7 a Medusas, sacándoles el invicto y quedando a tan solo un juego de las punteras.

Este partido representaba el segundo enfrentamiento entre ambos combinados, por lo que se esperaba un partido casi tan ajustado como aquel 19-18 que vio a Medusas triunfar sobre Tigresas hace ya casi un mes. Y si bien la diferencia este sábado fue un poco mayor, mantuvo el partido vivo hasta las últimas jugadas, manteniéndose siempre a menos de una anotación de diferencia. Solo que esta vez, el combinado dirigido por Luis Jiménez sí supo dar cierre al encuentro, no dejando que se le escape de entre sus manos como sucedió en su debut en Champagnat.

El encuentro comenzaba de la mejor manera para Karen Quinteros y su ofensiva, ya que en su primer ingreso al campo de juego ya cosecharían puntos, augurando un resultado mucho más abultado que lo que terminaría siendo en realidad. Con una amplia variedad de ataque, distinta a lo que se había visto de este equipo en sus primeros encuentros, Tigresas lograba avanzar rápidamente moviendo las cadenas y sumando confianza a sus jugadoras, ya que la QB Quinteros lograría combinar con todo su plantel de ofensiva (Pacheco, Romero Torres, Méndez y Rinaldi). Esto, sumado a la variante por tierra que les daba su corredora #45, lograban ingresar ya a las últimas yardas de territorio rival, desde donde la mariscal conectaba con aire con Rinaldi logrando de esta manera su primera anotación del año y dando el primer golpe del encuentro. Lamentablemente el punto extra resultaba incompleto, empañando un poco un arranque casi perfecto.

Por su parte las dirigidas por González Posse tenían la tarea de remontar el 6-0 parcial,  salir a defender su invicto de 3 partidos y su primer puesto en la tabla de posiciones. Comenzarían de manera similar a lo ya visto en sus anteriores encuentros, con los engaños entre su Qb Gutiérrez y la Rb (que también hace las veces de mariscal) Navarro, intentando confundir a sus rivales para lograr encontrar los huecos para avanzar. Aprovecharían también la velocidad de Velázquez, tanto en sus reversas, como buscándola vía aérea en campo abierto. Pero en sus tres primeras visitas al emparrillado, se toparían con una defensa atenta, que no permitiría más de 3 yardas por vía terrestre, y tan solo 4 pase completos, nunca dejando que Medusas lograse llegar a mitad de campo y renovar los intentos.

Con un buen comienzo de su ofensiva, y un buen desempeño en el lado defensivo, Tigresas parecía estar encaminada a un triunfo claro, pero se toparían con una muralla defensiva enfrente que no las dejarían llegar a mitad de campo en todo lo que restaba de la primera mitad. Con la presión que imponía Paola Morillo con sus blitz gracias a su velocidad, sumado al gran desempeño de Marian Parodi que supo defender los pases enviados a la estrella de Tigresas, Pacheco, las medusas lograron desacelerar a la ofensiva que más puntos lleva anotados de toda la liga.

Llegarían así al entretiempo con un apretado 6-0, en donde las grandes figuras fueron las defensas, y dejando de lado el primer ataque de Tigresas, las ofensivas pasaron totalmente desapercibidas. Un ajustado comienzo, que evidenciaba la gran tarea de ambos entrenadores a la hora de preparar el partido, ya que ambas defensas se mostraron igual de firmes a la hora de contrarrestar a las ofensivas contrarias.

Comenzaría el complemento evidenciando la gran supremacía que seguían mostrando las defensas sobre las ofensivas, siempre manteniendo la premisa deportiva de que es más fácil destruir que construir. La primera jugada de la segunda mitad era un intento de pase de Quinteros hacia su receptora estrella Pacheco, pero el ovoide terminaría en las manos de Parodi, quien, luego de un buen primer tiempo, comenzaba el segundo de mejor manera. Y era casi perfecta la jugada de la #47, ya que una vez con el balón en mano se disponía a llevarlo a las diagonales, y a tan solo una yarda de la gloria era tackleada por Pacheco, quien en un último esfuerzo lograba salvar la anotación.

Situación inmejorable tenía la ofensiva de Medusas de anotar, que solo debían avanzar 1 yarda, la cual si o si debía ser por aire al estar ubicadas en la zona de “no corrida” (las ultimas 5 yardas). Tres intentos les llevaría conseguir la anotación, en donde finalmente la QB conectaba con su centro, Villalba, logrando empatar el encuentro en 6 por lado. Pero rápidamente se pondrían al frente, ya que ellas sí podían completar el punto extra, en un balón aéreo que se veía desviado en un primer momento, pero que la WR Velázquez lograba salvar antes de que toque el suelo, dándole a su equipo la ventaja parcial de 7-6.

Con el encuentro emparejado y con la mínima diferencia, las defensas apretarían todavía más a sus rivales, no dejándolas casi avanzar. Ingresaba Quinteros y su ofensiva al campo de juego, y cuatro intentos más tarde ya debían entregar el balón; Gutiérrez y compañía tenían ahora el turno de atacar, pero se topaban con las veloces manos de Romero Torres y Méndez para sacar los flags a sus rivales, no dejándolas avanzar siquiera 10 yardas, obligándolas a entregar la posesión por pérdida de intentos. Y seguía manteniéndose el encuentro bajo esta premisa, con las defensivas subiendo cada vez más la apuesta. Llegaría así la segunda intercepción de la jornada a favor de las dirigidas por González Posse, en un envío de la mariscal de Tigresas para la #7, quien no lograba conectar, y veía en su lugar a las manos de Morillo. Gran actuación de la defensiva de las de blanco, que hasta el momento habían permitido tan solo un pase completo en la fórmula Quinteros – Pacheco, la dupla letal y arma fundamental de la ofensiva de Luis Jiménez. De todas maneras, la defensiva de las de naranja no se quedaría atrás, y contestaría con la misma moneda. Un envío de Gutiérrez, que parecía no tener un destino claro, vería las manos de Pacheco, quien si bien no podía recibir todo lo que quería en su faceta ofensiva, lograba compensarlo robando balones en defensa.

Con una buena posición de campo, comenzando ya en mitad de cancha, la ofensiva de Tigresas podría llevar adelante su segunda marcha fructífera del encuentro en la que lograría obtener puntos. En su primer intento de pase Quinteros lograba conectar nuevamente con Rinaldi en un pase de 25 yardas que la encontraba directamente en la zona de anotación, pero la felicidad de las felinas seria rápidamente silenciada por un pañuelo amarillo, que invalidaba toda la jugada por un movimiento ilegal de la corredora #45 al principio de la jugada. De todas formas Quinteros no dejaba que esto la desmorone, y seguiría adelante con una variedad de pases que nos mostraba un recuerdo de aquella primera ofensiva en la que lograron anotar. Primero combinaba con su centro Méndez para adentrarse a campo rival, desde donde conectaría por fin de manera contundente con la WR Pacheco, quien la encontraba libre en una ruta de poste al medio de la cancha, en donde recibía el ovoide y continuaba a toda velocidad para llevarlo a tierra prometida, poniendo a su equipo nuevamente en la delantera del encuentro. Esta vez sí lograrían convertir el punto extra, en una conexión aérea de Quinteros con Méndez, ubicando al tanteador en un 13-7 ya inamovible.

Debían Gutiérrez, Navarro y compañía salir una vez más al sintético de Champagnat en la búsqueda de dar vuelta el encuentro y defender su invicto, pero la defensa rival seguía manteniendo un gran nivel. El primer intento de pase de la #12 era casi interceptado por la defensa, en un anticipo de lo que se vendría, ya que en el siguiente intento la safety Lemuz lograba la intercepción, desmoronando poco a poco a la ofensiva de Medusas.

Era la oportunidad de Tigresas de sentenciar el encuentro, con el viento de cola de anotar y luego interceptar, y más comenzando su ofensiva en campo rival. Tenían todo a favor para ponerle punto final al encuentro, pero sus rivales no se darían por vencidas ni aun vencidas, y de primera mano ya recuperarían el ovoide. En un intento de pase de Quinteros con Pacheco, el balón terminaba en manos de Claros, en lo que sería la tercera intercepción tirada por la mariscal de Tigresas, quien por momentos se mostraba como la mejor QB de la liga, y por otros parecía sentenciar a su ofensiva entregando consecutivamente el balón. Por suerte para el conjunto de Jiménez, su costado defensivo de la cancha no daría el brazo a torcer, y con una férrea marca no dejaba que la tibia ofensiva de Medusas lograse incomodarlas, ni mucho menos atinar a acercarse a zona de anotación.

Ya quedarían los minutos finales del encuentro, que se apagaba cada vez más, pero aun así le daría un gran susto a las de naranja. Un intento de pase de Quinteros para con su centro Méndez, era casi interceptado nuevamente por Claros, quien con la vista más en la zona de anotación que en el balón, pensando en el TD que iba a anotar emparejando el encuentro y salvando su invicto, no lograba completar la intercepción, echando por tierra la única e inigualable oportunidad que tenia de poner a su equipo en carrera. Tomando conciencia de que se salvaron por poco, Jiménez decidía no arriesgar el balón, y dejaba todo en manos de su corredora Romero Torres, quien cada vez que decidían ir por tierra, lograba más de 10 yardas por intento, cosechando casi 40 yardas en tres acarreos a lo largo del encuentro. Y seguían viéndose los aprendizajes del combinado de naranja, quienes en su primer partido del año dejaron escapar el partido por no consumir el reloj, en esta fecha no volverían a cometer el mismo error, y con menos de un minuto por jugarse, decidían hincar la rodilla de la QB en el suelo, finalizando con el tiempo, y terminando con el invicto de sus rivales.

Un duro y cerrado enfrentamiento, en donde las figuras rotundamente fueron ambas defensas, pero que finalmente terminó en favor de las favoritas a hacerse con el campeonato, gracias a dos lúcidas marchas ofensivas en donde Quinteros logró concentrarse y combinar con todas sus variantes de ataque. La siguiente fecha medirá a Tigresas (2-1) con Valkirias (0-3), mientras que Medusas (3-1) observará desde la tribuna, con la esperanza de que Valkirias logre su primera victoria del año, impidiendo que las felinas les arrebaten su posición de privilegio en la cima de la tabla de posiciones.

Author

Tomás Kouba