headerindex (1)
topbannermen

Banco de Pruebas

Corsarios derrotó a Jabalíes por 26 a 19 en el primer encuentro reprogramado correspondiente a la semana 12 de FAA. En un partido que no definía posiciones en la tabla sino que era más para probar jugadores y para aportar en lo anímico de cara a la postemporada, el equipo de César Liatti demostró que tiene variantes en su plantel para afrontar lo que resta en la lucha por el Tazón Austral.

Tras una mañana nublada, el cielo se abrió y el sol salió a recibir a Corsarios (con récord de 6-0-3), que venía de ser aplastado por Tiburones, y a Jabalíes (3-1-4), que llegaba de una semana libre tras derrotar a Legionarios, en uno de los últimos partidos previos a la postemporada. Con condiciones climáticas óptimas para practicar fútbol americano, los equipos saltaron a la cancha para demostrar que tienen lo necesario para ser campeones.

Ninguna ofensiva consiguió anotar en su primera serie debido a la buena labor de las defensivas rivales. Sin embargo, tras un mal centro que no pudo controlar el QB Maximiliano Casas,  quién suplantó a Federico Poy, el “Ancla” recuperó el balón dentro de la yarda 20 rival, poniendo al equipo en una gran posición. Precisamente gracias a ese balón suelto llegaron los primeros puntos gracias a un pase de Luciano Lettieri a su coach y WR Juan Manuel Sesto.

Pese a la anotación de Jabalíes, Corsarios se recuperó rápidamente en la patada de salida de los porcinos con una devolución de Tomás Kouba hasta las diagonales que puso el marcador 7-6 tras el punto extra errado. Lo peor de todo para los dirigidos por Sesto, es que tras una falta en el kickoff se verían obligados a salir desde su yarda 9 y en el tercer intento de su primera marcha, Kouba interceptó a Lettieri y puso a su ofensiva dentro del terreno del equipo rival.

Maximiliano Casas como QB, probando alternativas para playoffs.

Maximiliano Casas como QB, probando alternativas para playoffs.

A la cancha salió nuevamente Casas para comandar el ataque pirata que, tras un pase de 20 yardas en cuarto intento, conseguiría mover las cadenas e inmediatamente anotar nuevamente gracias a Kouba, que encima anotaría la conversión de dos puntos y a esta altura ya se mostraba como la figura excluyente del partido permitiéndole a su equipo ponerse 14 a 7 arriba en el marcador.

A pesar de sufrir dos anotaciones seguidas, la ofensiva de Jabalíes consiguió anotar en su siguiente serie aunque perdió al TE Raúl Bertorello por el resto del partido debido a una lesión en la rodilla y, tras el punto extra malo, el tanteador señalaba una ventaja de 14 a 13 para Corsarios.

Siguiendo la anotación de los porcinos, Juan Manuel Sesto lograría interceptar al QB Casas, poniendo bien arriba la moral de sus compañeros en el mejor momento que tuvo el equipo durante el partido. Sin embargo, el show de Kouba seguía su curso con una intercepción devuelta para su tercer touchdown del partido. Tras el punto extra malo y una serie trunca de la ofensiva de Lettieri, la primera mitad finalizaba con el marcador 20 a 13.

Nuevamente los equipos salían a la cancha sin poder anotar en sus primeras series y el tercer cuarto finalizaba sin puntos. Pero tras un castigo de rudeza innecesaria contra el “Ancla” y algunas buenas escapadas del mariscal y corridas de Santiago Torres y Kouba, Casas encontraría a Federico Poy (que jugó como WR) para poner el partido 26 a 13 con escasos minutos en el reloj.

Jabalíes comenzaba a jugar no solo contra su rival en el terreno de juego sino también contra el tiempo restante. Con corridas de Cristian Castaño Galvis y un pase de 40 yardas a Patricio Fittipaldi, Lettieri llevó a su equipo a la zona roja y en cuarto y gol escapó 9 yardas hasta la zona prometida. Sin embargo, un castigo por sujetar contra el WR Alejandro Bonomo anulaba la jugada y esta vez la defensiva de Corsarios lograba frenar el intento de anotación en cuarta oportunidad.

Buscando gastar el tiempo que le quedaba al partido, los dirigidos por Liatti intentaron sin éxito mover las cadenas acarreando el balón y en cuarta oportunidad la defensa jabalí bloqueó el despeje y recuperó el fumble dejando al equipo en una gran posición dentro de la yarda 15 rival.

Esta vez aprovecharon la entrega de balón y Fittipaldi puso a los porcinos a 7 puntos del empate tras el punto extra malo con menos de un minuto por jugarse.

Jabalíes intentó recuperar la pelota con una patada corta pero el intento del pateador se fue demasiado largo y Corsarios tomó la posesión para, esta vez sí, correr con el balón, renovar intentos y terminar de agotar el tiempo de partido.

De esta manera Corsarios finaliza su participación en temporada regular con récord de 7-0-3 mientras que Jabalíes se pone 3-1-5 con un partido por jugar contra Tiburones, que definirá las dos primeras posiciones en la tabla (Tiburones debe ganar si quiere terminar primero) y los emparejamientos en las semifinales de FAA.

Author

Fernando Noodt Molins