headerindex (1)
topbannermen

Hot! Palpitando el Tazón de Centro V

“Restaban 44 segundos en el reloj cuando el pateador Ambuso ingresó al campo para intentar convertir el gol de campo de 21 yardas”, escribió el cronista del último Tazón del Centro. 21 yardas para ganar. 21 yardas para perder. De ese conmovedor final, Águilas salió victorioso y se llevó el primer Tazón de su historia, el cuarto jugado.

Así empieza el Tazón de este año, porque un partido entre las dos provincias más desarrolladas en materia de football siempre es un partido solemne. Lo mismo da que el combinado cordobés, Águilas, llegue tras una victoria ante Samuiras, el equipo representativo de Rosario. Lo mismo da que Patricios haya perdido el año pasado. El cotejo, que se jugará el domingo a las 16 en el sintético del Club Champagnat, enfrentará a los mejores jugadores de Córdoba y Buenos Aires, es decir, Águilas vs Patricios.

Con el correr del tiempo se han igualado las acciones de ambos representativos. Buenos Aires había encadenado tres victorias consecutivas, se había acostumbrado a machacar durante cuatro años. Pero hubo un Tazón que no fue el típico Tazón: hubo un encuentro en el que Patricios no terminó con la victoria en su poder, celebrando de día y de noche. Se dio en 2013, y ese partido alertó a Buenos Aires y se festejó en Córdoba.

Hugo Ferreyra, el coach del combinado porteño, aclara que están trabajando contrarreloj para tener todo a punto y poder brindar un buen espectáculo. “Obligación” es la palabra que utiliza Ferreyra: “Sinceramente no lo tomo como un partido distinto a los otros tazones. Quizás con el condimento de haber perdido el año anterior, que pudiera significar una mayor obligación. Pero la realidad es que Patricios siempre tiene la obligación de ganar y demostrar”.

Del otro lado del sideline, dibujando y llamando las jugadas, estará Scott Jackson, el estadounidense coach de la ofensiva de Águilas. Y dice acerca del Tazón del Centro: “Siempre es una buena experiencia para nosotros, como organización, poder viajar, tener una experiencia juntos, y poder enfrentar a otros equipos. Para poder crecer tanto en la cantidad de jugadores y en la calidad del juego, creo que la competencia es de suma importancia”. La idea del seleccionador Jackson es que sea un encuentro cerrado, que varíen entre carreras y pases, que no sean predecibles.

Si de expectativas se trata, Jackson asegura que “mi primer objetivo es que cada jugador mejore en su nivel de conocimiento, físico y capacidad de jugar su posición, sea un novato u otro jugador con años de experiencia. Espero ver más disciplina y mejor conducta deportiva de ambos equipos. Aunque venimos ganando contra los Samurais de Rosarios, creo que Patricios es el favorito¨. Por su parte, Ferreyra espera mejorar la producción y ser más efectivos.

Tanto Jackson como Ferreyra puntualizan en los valores de sus combinados. Scott asegura que la disciplina en la cancha es uno de los puntos fuertes de Águilas, mientras que Hugo afirma que el compromiso y la unión que hay en el grupo, en pos del objetivo, es su principal valuarte.

Una de las dudas que surge es si el enfrentamiento ante Samurais dejó algún lesionado en las Águilas. “Perdimos un par de jugadores claves – dice Scott Jackson- antes de empezar a entrenar como Águilas. Hay un par de bajas que jugaron contra Rosario y no van a poder estar contra los Patricios. Quizás lo más notable sea que Pablo Vincenti, WR titular que se lesionó en el partido contra Rosario, no esté. Igual, solo tenía una recepción contra Rosario y tenemos unos suplentes buenos”. Y jugar de visitante, ¿afecta? Habla Jackson: “Sí, el hecho de viajar, estar en otro lado, dormir en otro lado, esas cosas siempre afectan”.

Los coachs hablaron de las expectativas, de los objetivos, del último Tazón, de la condición de jugar de visitante, de los valores, de las lesiones, pero falta el juego, el qué se va a ver el domingo. Ferreyra confiesa que “seguramente sea un juego cerrado. En cuanto a la faceta del juego ofensivo, creo que prevalecerá el juego terrestre y, además, Águilas se apoya mucho en la carrera, aunque agregaron variantes en los últimos años. Con respecto a lo nuestro, queremos establecer las corridas para dominar”. Jackson, sin precisar demasiado, dice que espera un partido cerrado, con pocos errores, pero que a la más mínima falla, el Tazón abrirá rápidamente. “En nuestro partido ante los Samurais, corrimos el 60 por ciento de las jugadas y pasamos el otro 40. Nosotros queremos ser balanceados en nuestra ofensiva”, puntualiza el coach de Córdoba.

Águilas y Patricios una vez al año. La confianza, la seguridad y las prácticas de un conjunto que se asume como no favorito, que juega de visitante y viene de ganar el primer Tazón Federal. Del otro lado, la posibilidad de jugar ante su gente y de volver a la victoria. Las dos caras de una moneda que girará el domingo en Champagnat. Todo va a ser Águilas y Patricios.

Author

Franco Franceschetti