headerindex (1)
topbannermen

Piratas, en la disputa por el máximo tesoro

En el cierre de la jornada, el segundo que accedió a la final, pero el primero que quiere quedarse con el Tazón Austral. Todo ello hace referencia a Corsarios, quienes el sábado derrotaron a Cruzados por un prominente tanteador de 41-14; batalla que no solo les permitió tener su lugar en la final, sino que con él también se adueñaron del último Duelo de Titanes del presente año.

Este enfrentamiento tuvo acciones rápidas en el lado de los Piratas, que comenzaron marcando terreno directamente en el campo de sus contrincantes. Mediante acarreos, los de su líder Francisco López con mayor efectividad, y el pase a Tomás Kouba, lograron posicionarse en las 11 yardas; desde ahí no consiguieron avanzar más pero no abandonaron la cancha sin antes dar su primer golpe, el gol de campo ejecutado por Gonzalo Paredes. Anecdótico, tras el touchdown capitalizado por Kouba en el incipiente embate de sus adversarios, para el 9-0.

Luego, la Hermandad transitó una marcha apacible porque después, sin importar la unidad que entrara, los hombres de negro hicieron de su ingreso un trémulo asalto. Una vez más, iniciaron en territorio rival con un desarrollo por tierra, posteriormente, una conexión con Facundo Mazzini parecía poner el marcador aún más arriba, y no sucedió. El siguiente acarreo de Gonzalo Musso flirteó con la posibilidad, pero su acometida quedó frenada en la puerta de la zona de anotación; finalmente el envío a Juan Elizalde marcó el 16-0. El impacto prosiguió, en esta oportunidad, con una intercepción de Federico Poy, que recorrió alrededor de 35 yardas para elevar la vara a 23-0.

Para Cruzados resultó imposible mostrarse impávidos y fue notorio en su posterior ataque, en donde avanzar fue dificultoso y cuando lo lograban, luego terminaban reculando por false starts; sin remedio alguno, no les quedó otra que despejar, labor que también sufrieron por un fumble que dejó a Corsarios en las 34 yardas. En esa ubicación, los conducidos técnicamente por el coach César Liatti ni tocaron su terreno e hicieron del ajeno el propio; el turno de facturar fue de Musso, el corredor colocó el 31-0 con el que se retiraron al intervalo.

En la reanudación, el conjunto de verde salió con una mejor ofensiva. Sin embargo, aquel cambio que se había vislumbrado quedó tapado por un yerro que acabó en balón suelto y fue devuelto por Leandro Bosch hasta las dos yardas. Con tan poco por recorrer, los liderados por Lopez buscaron el máximo puntaje y al no conseguirlo, apuntaron al 34-0, con un gol de campo que convirtió Paredes. Acto seguido, ante tanta adversidad, apareció Riecke Lars e hizo una devolución que transformó en touchdown, y Pedro Urzúa completó el extra de dos puntos.

Tras superar el cero en su tanteador, la claridad con que el mariscal Carlos Rolleri encontró los espacios tuvo que esperar una larga posesión por parte de sus contrincantes. La unidad atacante de la Hermandad le ofreció una protección deseable a Rolleri, quien con acarreos capitalizó el 34-14, la única anotación que obtuvo su ofensiva. Ese rapto de rebeldía de Cruzados demoró en manifestarse, para ese entonces los Piratas  tenían en sus manos el pase a la final, solo les quedó una muestra más de poderío; a cargo de Kouba  para sellar la conquista en 41-14.

No fue desdén lo que mostró Corsarios al apabullar con un marcador desmesurado a su adversario, sino una muestra de respeto por un competidor que deseaba lo mismo que ellos, estar en el último encuentro que coronará al campeón del Tazón Austral XIII. Para ello, toda la etapa previa los Piratas la cumplieron con creces y ahora deberán enfrentarse a Osos Polares, el próximo sábado desde las 15 hs.

Author

Pamela Lemuz