headerindex (1)
topbannermen

Por un pase a la final

Habiendo concluido ya la temporada regular, habiendo definido ya los puestos en la tabla, este sábado viviremos las semifinales de la Liga Mayor de Football Americano Argentina, como siempre, en el Club Champagnat. Esta vez ya no es por los puntos, es a todo o nada. Es para ganarse un lugar en la final y poder jugar un partido más. El que gane jugará el Tazón Austral y el que pierda se tendrá que conformar con mirarlo desde la tribuna y esperar medio año para volver a jugar otro partido oficial.

 

En el primer turno tendremos una suerte de deja vu del sábado pasado, donde Osos Polares se enfrentará a Jabalíes. El equipo porcino empezó la temporada como favorito e invicto con una racha de 6 partidos ganados y si bien bajó su nivel (quizás, solo quizás, producto de la ausencia de su coach Sesto) sigue siendo uno de los candidatos, por las ganas que tienen de ganar, que demuestran cada sábado. Con una de las ofensivas más anotadoras y una de las defensivas más sólidas, con grandes nombres como Pellechia y Medici, Jabalíes sin duda mejoró respecto a años anteriores y mostró que sus jugadores están a la altura de las circunstancias. Lograron establecer su juego terrestre con Terreni y el propio Bonomo (QB) y también el aéreo con Lettieri y el ya mencionado Sesto, y lograron frenar a ofensivas “pesadas” que en el pasado les habían causado dolor de cabeza. Ahora bien, lo mismo es válido para Osos Polares. Con Crespi de QB sus rivales no pueden descuidarse de las escapadas que tanto les han servido a los polares ni del pase (no por nada es el que más yardas tiene en pases y sus receptores lideran las estadísticas). También hay que mencionar a su defensiva, donde surgen nombres como Brangold y Zucchi, que se vio solida durante toda la temporada, cerrando los espacios para correr y hasta interceptando pases en varias oportunidades. Llegan en condiciones similares, la ventaja que tiene Osos tal vez, es su personal y su rotación, y la velocidad de Crespi claramente. Sin duda el resultado dependerá de cuál de las dos defensivas tenga un mejor día.

 

En el segundo y último turno tendremos el Duelo de Titanes. Corsarios frente a Cruzados. El equipo pirata llega puntero con un solo partido perdido y como uno de los claros favoritos (desde un principio) tanto a ser finalista como campeón. No solo por su desempeño durante este año, si no que han ganado el Tazón de los últimos 2 años. Su principal arma son las corridas de su número 11 Poy, este año más establecido como receptor. Con López fijo como mariscal de campo y el regreso de Kouba tienen una gran variedad de jugadas (pases, corridas directas, reversibles, escapadas del propio López, etc.). Su defensiva merece también una mención especial ya que es la que menos cantidad de puntos permitió que les anotaran sus rivales, con un promedio de solo 8 puntos por partido. Esto no es por la labor de un solo jugador sino que, desde su posición, cada uno aporta lo necesario. Corsarios, que ya nos tiene acostumbrados a verlos en el Tazón Austral se enfrentará a la Hermandad, que llega sin los jugadores que supieron darle sus campeonatos en el pasado. Nombres como Urzua, Rolleri y Riecke pasaron a ser ahora referentes del equipo, los primeros 2 en ofensiva y el último en defensa y equipos especiales. En una clara transición, Cruzados no vio la victoria hasta la semana 12 y con solo 3 partidos ganados clasificó a playoffs. Tendrán que dejar todo en la cancha y plantear un juego inteligente si quieren ganarle al último campeón. Han demostrado sin embargo en los últimos partidos que tienen las herramientas y tienen el personal (si bien no cuentan con mucho recambio) para hacerlo. Seguramente fue una semana de mucho entrenamiento y planeamiento para poder dar batalla.

 

En los papeles podríamos decir que Osos y Corsarios tienen la ventaja y deberían ser los finalistas. Sin embargo, los que conocen el deporte, saben que hay muchos más factores que entran en juego y que por sobre todo las ganas de ganar y el salir despiertos a la cancha pesan. Los nervios jugaran su parte, tanto en los equipos como en los espectadores y lo único que todos esperamos es que quede todo demostrado en la cancha para que los todos los jugadores puedan irse con la conciencia tranquila de que, llegado el caso de que pierdan, simplemente su rival fue mejor. Sin mas que decir, invitamos a todos a partir de las 13hs al anexo de Champagnat a vivir un sábado a puro football de cara al Tazón Austral XIII.

Author

Augusto Bazan