headerindex (1)
topbannermen

Playoffs a todo o nada

La Liga se prepara para otra tarde de playoffs. Ya se divisan jugadas imaginarias sobre el sintético de Champagnat: una corrida de Luis Cigarruista, el pase largo a Tomás Kouba, un toss de Augusto Bazán y el touchdown de Luciano Lettieri. Pero no todo es football. También se siente el aroma al sándwich de bondiola, se escuchan los primeros comentarios del relato de la transmisión, una puteada en el sideline. Con estos condimentos, el primer turno va a estar dominado por el duelo Jabalíes, de gran temporada, y Tiburones, finalista en las dos últimas temporadas.;luego el último campeón, Corsarios, y la sorpresa de los playoffs Osos Polares, equipo que no accedía a esta instancia desde 2012.

La primera parte del cuadro muestra el cruce entre Jabalíes, ausente tanto en 2014 y 2015 en esta instancia, y Tiburones. En primer lugar, el duelo entre el Ancla, la defensa jabalí, y el trío Fernando Falluca- Bazán – Matías Bezruk sintetiza de alguna forma el trasfondo del partido.

Si hay que definir a los defensivos porcinos aparecen adjetivos como regulares, rocosos y constantes; mientras que la ofensiva de los escualos no precisa regularidad ni constancia. Solo un par de jugadas o una corrida desde la propia zona roja van a ser suficientes para quebrar un partido que hasta ese momento resultaba complicado.

Se deben retroceder 4 años para encontrar a Osos Polares en playoffs. Aquella tarde Federico Poy, QB pirata, se encargó en la última jugada de congelar a uno de los equipos fundadores de la Liga, que se vuelve a encontrar con chances nítidas de un título de la mano de la dupla Cigarruista y Mathías Crespi, mariscal azul.

Si los dirigidos por Hugo Ferreyra representan a una equipo en reconstrucción permanente, que en sus últimos años de vida pudo encontrar seguridad, Corsarios se asume como favorito pase lo que pase, que tiene a su disposición, casi desde el primer kickoff, una Liga que nuevamente se siente dominada por Poy. Pero lo entretenido se ausentará aquí, en las líneas previas que intenten acercar y – por qué no- resumir el presente de cada uno. Lo realmente divertido, si es que la presión, los nervios y la semifinal lo permite, va estar en cómo la defensa negra que comanda Facundo Mazzini frena al panameño Cigarruista o cómo Kouba se las ve con la defensa azul.
Champagnat recibe otra vez una instancia decisiva de la Liga de football de Buenos Aires. Con Cruzados y Legionarios en pleno proceso de preparación para 2017, cuatro equipos se disputan el Tazón Austral. La primera llave, a las 13:00, tendrá como protagonistas a Tiburones y Jabalíes, luego Corsarios defiende el título ante Osos Polares.

Author

Franco Franceschetti