headerindex (1)
topbannermen

Primavera de definiciones

La tensión es por poco insoportable: la emoción a flor de piel, el aire casi en estado sólido, la preocupación y las ansias de ser campeón, el deseo de demostrar que su equipo se merece más que ningún otro, de demostrar que ser el mejor es cosa propia y no de los otros dos. La categoría Juveniles se encuentra inmersa en este ambiente hostil para cualquier mente débil, para cualquiera que no esté dispuesto a hacerle frente a sus rivales y a destacar. Las cosas están igualadas, si bien Aztecas tiene una leve ventaja en la cuenta de puntos, no hay garantías para ninguno. Será campeón quien logre ganar las dos contiendas que le quedan.

Esta instancia final se abre entonces, con el mismo partido que cerró la temporada pasada. Aztecas y Yacarés dan los primeros pasos en este campo de batalla. No hay lugar para el error, no hay lugar para la derrota. Yacarés irá con lo mejor que tiene: su mariscal estrella y su mentalidad ganadora. Malvicini es siempre un peligro, aunque la defensiva a la que se enfrente sea consciente de sus habilidades, aun cuando se tomen recaudos para anular sus corridas, por más que se lo cargue detrás de la línea de golpeo (teniendo en cuenta también que la línea ofensiva yacaré es de las mejores de la temporada), Malvicini se va a salir con la suya, aunque sea en una jugada aislada, se va a salir con la suya. Además, si esto no pareciera funcionar los de naranja siempre cuentan con las manos de sus receptores y con el “renovador” Tomás Zajdman, que bien sabe mover las cadenas cuando su equipo más lo necesita.

Por el lado imperial, el coach Rolleri cuenta con una ofensiva que no marca muchos puntos pero que tiene el potencial para hacerlo. Con un mariscal cuya mejor cualidad son las corridas y con la mejor cuadrilla de receptores de la categoría, el ataque azteca tiene todavía mucho para dar. El punto clave en que pueden complicar a los naranjas es defendiendo. Aztecas tiene muy buenos tackleadores, tanto en sus linebackers como en sus cornerbacks, el coach Calvo debe procurar que Malvicini no tenga tiempo con la pelota, que sus acarreos no logren pasar el primer tackle y que si se dispone a lanzar un pase, que tenga linieros de verde sobre su humanidad.

Es así que los finalistas de 2016 se verán las caras una vez más en un partido determinante, el día sábado 23 de este mes, a las 10:00 hs, en el verde sintético de anexo Pacheco II del club Champagnat.

 

Author

Salvador Anido