headerindex (1)
topbannermen

Producir en donde sea

Hay amigos en la categoría de lo más jóvenes que juegan juntos hace años, que antes de que fuesen amigos ya se ponían el mismo uniforme para ir a la escuela. Hay dos pibes que comparten colores, lugar de origen y promoción de draft. San Miguel, Yacarés, Halcones Sub 21, el gimnasio y el grupo de toda la vida. Justamente, toda la vida, o el periplo que pasa entre que aprendés a caminar y a tacklear, Juan Cruz Medina y Lucas Burgos Montesano trascendieron juntos. “Me trajo un amigo de toda la vida- por Juan Cruz Medina-. Arrancamos el colegio juntos y subiremos a mayores en el mismo draft. Me acuerdo que era mediados de febrero, hacía como 33 grados, éramos muchos nuevos y el coach Gabriel Corsini nos mira con una sonrisa pícara. Él sabía que se venía una pretemporada muy dura”, recuerda Lucas Burgos de su primera pretemporada.

P: JC, en una nota, te nombró por la amistad que comparten y por cómo sos como jugador, ¿cómo es su relación, cómo se conocieron?
Lucas: Mi relación con Juan es excelente tanto dentro como afuera de la cancha. Realmente hay una gran amistad. Además de que en la cancha nos entendemos muy bien, jugamos mucho tiempo juntos de LB.

P:¿Qué significa Yacarés?
Lucas: Es algo más que un equipo .Todo lo que se vivió, lo que nos inculcaron los coachs Allan Kotliar y Gabi (Corsini). Los chicos que han pasado y los que quedan. Es un gran equipo, pero sobretodo un gran grupo.

P: ¿Qué grupo queda?
Lucas: Hay una base de jugadores con mucha experiencia, queda un gran grupo y espero con ansias ir a verlos jugar.

P: ¿El momento más feliz de tu paso por menores?
Lucas: En mi segundo año jugábamos un partido que si ganábamos obteníamos el título. Perdíamos por 6 y en la última jugada, el coach Allan imagina una jugada de otro partido. Termino anotando el TD del empate y luego ganamos.

P: ¿El peor?
Lucas: Fue el instante luego de la derrota contra Chile. Habíamos viajado muchas horas, teníamos una expectativa muy grande. El hecho de haber estado tan cerca dolió mucho, además había muchos chicos que jugaban su último Halcones sub 21. Estaban realmente tristes. Igual la experiencia del viaje fue inolvidable.

P: ¿Qué recordás del primer título?
Lucas: Una alegría enorme. El último partido arrancamos perdiendo 16-0 y todavía no sé cómo lo dimos vuelta. Fue un año durísimo”.

P: ¿Qué te dejó menores y H-21?
Lucas: Un gran grupo humano, además de que se aprende muchísimo técnicamente, también enseña a trabajar en conjunto para un objetivo.

P: ¿Qué esperás de mayores?
Lucas: Un salto de nivel importante, sobre todo desde el lado físico y la búsqueda de ganar, la etapa formativa terminó.

P: ¿De qué te gustaría jugar?
Lucas: De receptor es donde me siento más cómodo, donde las cosas me salen de manera más natural. Y en la D de LB.

P: Sobre el draft, ¿qué expectativas tenés?
Lucas: Mas que expectativa es ansiedad. Estoy ansioso por arrancar mi temporada en mayores. El draft me va a decir qué equipo confío en mí.

P: Y, ¿cuál es tu pronóstico?
Lucas: Uno puedo intentar pensar qué necesita cada equipo, qué tipo de posiciones son las más buscadas, pero la verdad es que puede salir cualquier cosa. En los drafts siempre hay sorpresas.

P:¿Cómo ves tu primera temporada en mayores?
Lucas: Uno siempre aspira a lo más alto. Me siento listo y espero ser parte de un equipo que busque el título.

P: En mayores, ¿mirás algún jugador, alguno que sea tu preferido?
Lucas: No tengo un preferido, pero Federico Poy el año pasado tuvo un nivel muy alto, realmente dejó la vara muy alta.

“Uno siempre sueña con algún TD, pero mi mente está puesta en ser productivo para el equipo, desde donde me toque”, señala Burgos Montesano, ansioso  por su chance en mayores. Quizás la vida, el draft o algún trade inesperado invente otra coincidencia más, otra aventura con los mismos colores entre Burgos y Medina.

Author

Franco Franceschetti