headerindex (1)
topbannermen

Remontada polar

Se completó el encuentro suspendido de la semana 13 entre Tiburones y Osos Polares, y finalmente fue victoria para la “manada polar”, que arrancó el partido con un adverso 6 a 0 y logró sobreponerse con un contundente 6 a 25.
Ante un rival con necesidades urgentes y con un pronóstico desfavorable. Osos supo mostrar en cancha todo el poderío de su juego, tanto aéreo como terrestre y logró superar así a un conjunto “escualo” que solamente propuso acarreos terrestres.
De esta manera. Osos Polares arrancó el encuentro 6 a 0 abajo, debido a las condiciones climáticas que forzaron la suspensión del partido y que favorecieron el juego de Tiburones. La reanudación del partido llegó con la confianza de que se podía revertir el resultado. El buen tiempo, sumado a que el rival estaba fuera de su zona de confort, pusieron los condimentos para una abultada victoria. Con Luis Cigarruista como estandarte, la “manada polar” tuvo su tarde perfecta.

El partido comenzó con los restantes 3 minutos que quedaban para irse al descanso. Lo cual fue suficiente para que los dirigidos por Hugo Ferreyra pusieran en tablas el partido. Dos corridas. Una del mariscal, Mathias Crespi, que depositó el balón a 8 yardas. Desde allí un rápido acarreo de Cigarruista decretó el 6 a 6 con el que se fueron al medio tiempo.
La vuelta al campo de juego mostró cuanto extrañó Tiburones a la útil lluvia que hizo que sus constantes acarreos fueran efectivos ante los resbalosos tackles rivales. Pero en esta ocasión, Christian Brangold y compañía no los dejaron pasar ni una sola vez la mitad del campo.
Un punt bloqueado, recuperado por Christian Deglise en el propio campo de los “escualos” volvió a llevar el peligro a la zona de los rojinegros. Esta vez el encargado de correr y anotar fue Brian Tomada, quien lo hizo por 4 yardas y finalizó con un salto y estirón de brazo para ponerle un condimento épico a su anotación. 6 a 13 anunciaba el marcador gracias a la patada de Pablo Giglio.
Los inútiles intentos de Tiburones por correr con Augusto Bazán, depositaban rápidamente a Mathias Crespi y su ofensiva devuelta en cancha. La formación con 1 corredor y 3 receptores desconcertaba a la defensiva de los dirigidos por Agustín Barraquero.
Gracias a un fumble que provocó Christian Brangold, Francisco García recuperó el balón para Osos Polares y se lo devolvió a Crespi en mitad de campo. Desde allí, Su ofensiva, necesitó de dos corridas de Cigarruista para apoyar el balón en la yarda 14 de los “escualos”. En primera instancia el número 21 logró avanzar 5 más. Luego Crespi probó con dos intentos fallidos de pase. Hasta que, finalmente, un acarreo del propio mariscal estiró en 6 el marcador para Osos.
Situación similar para la última anotación polar. Pedro Swier tackleó a Augusto Bazán y provocó un fumble, que el mismo recuperó para los de azul y le devolvió el balón a Crespi en la yarda 25 de Tiburones. Dos acarreos de Cigarruista y un envío a Nicolás Moresi fueron suficientes para renovar en la 11. Nuevamente, el mejor jugador el partido, Luis Cigarruista se escapó entre los lineros “escualos” y consiguió así su segunda anotación en el encuentro y el 25 a 6 final, en favor de la “manada polar”.
Cómoda remontada para Osos Polares, que pudieron desplegar todas las variantes de su juego, tanto ofensivo como defensivo, y le envió esperanzas a Cruzados y Legionarios que miraban de reojo este encuentro en búsqueda del preciado cuarto puesto.

Author

Christian Villalba