headerindex (1)
topbannermen

Rugido feroz de las Tigresas

Tres semanas ya han pasado desde el comienzo de la temporada de Flag Football, y en esta fecha vivimos el aplastante triunfo de Tigresas sobre Valkirias por 27 a 6, quienes lograron así su primer triunfo del año, con una brillante actuación de Jimena Rodríguez Pacheco, quien volvió a lucirse anotando 3 TD por segunda ocasión consecutiva.

Ambos combinados ya conocían lo que era el campo de juego, y ambos conocían también lo que era el sabor de la derrota. Un partido jugado para cada bando, traían como antecedente, y cada uno de estos fue de similar resultado: derrota ante Medusas. Buscaban entonces en esta nueva visita al sintético de Champagnat, cosechar su primera victoria del año, con el objetivo de no perderle pisada a las actuales punteras, y comenzar a ganar confianza, a la vez que afianzaban su juego.

El encuentro comenzaba con las dirigidas por Luis Jiménez dando el primer golpe. Karen Quinteros y sus compañeras darían de que hablar ya desde su ofensiva inicial del encuentro. Comenzaba a hilvanar fino la QB con su receptora favorita, Pacheco, combinando para un avance de 11 yardas por aire, en lo que era tan solo un tráiler de lo que tendrían entre manos para la jornada. La ofensiva de Tigresas, que si bien tiene un buen balance entre juego aéreo y terrestre, ha demostrado tener en la número 23 de naranja el hasta ahora mejor brazo de la liga, más en fuerza que precisión, pero letal al fin, sobre todo teniendo entre sus receptoras a la número 7. Segundo pase completo de la fórmula Quinteros – Pacheco desde la yarda 15 de su propio campo, pero que la receptora tras esquivar a su marca, y acelerar por el costado de la cancha, lo llevaría hasta las diagonales logrando su primera anotación del día, abriendo el marcador por 6-0. Resultado que se mantenía así tras el punto extra errado, una materia pendiente del combinado naranja y negro, que ha demostrado grandes falencias en completar esta faceta del juego.

Las dirigidas por Hugo Ferreyra, quienes ya veían como comenzaba a sobrevolar la segunda derrota al hilo, salieron al campo de juego con el objetivo de revertir rápidamente el resultado, sin dejar que sus rivales se despeguen demasiado. Con la mariscal Brenda Arjona a la cabeza, y una gran participación de la RB Paula Sánchez, la ofensiva de las de violeta lograría recorrer todo el campo para emparejar el encuentro. Unas variantes de engaños, entre las que alternaban corridas directas, corridas reversibles, y pases tras estos fakes, eran la base sobre la que se sustentaba el ataque de Valkirias. Este sistema les dio grandes resultados, al menos en esta serie ofensiva, que desembocó con unas 24 yardas corridas por Sánchez, y unas 23 yardas aéreas de Arjona (15 con Martínez y 8 con Villalba); siendo el último golpe una reversa de la número 10, quien logró superar a sus rivales por fuera, llegando a tierra prometida. Se emparejaba así el encuentro en 6-6, siendo el punto extra también malogrado por Valkirias.

Varias series más se sucedieron tras este prometedor comienzo, pero las únicas que se hicieron presentes fueron ambas defensivas, quienes mediante fuerte presión a las QB, y marcas férreas sobre las receptoras, lograban desestimar cualquier intento de peligro generado por unas erráticas ofensivas. Una intercepción de Daniela Martínez les daba a las guerreras aladas una posición privilegiada para cosechar puntos, y en campo rival. Pero nuevamente las defensivas se hacían presentes, y el marcador seguía inamovible. Sin embargo no podían permanecer ausentes en el rubro de intercepciones las defensoras de Tigresas, quienes habiendo logrado tres intercepciones en el encuentro anterior, hasta el momento no habían ajustado el timming a la mariscal Arjona. Pero no sería otra, que la figura del encuentro, quien haría los honores de robarle el balón a las rivales. Seria así como en un envío bajo presión de la número 15 de Valkiriras, el ovoide terminaría en manos de Jimena Pacheco, quien haciendo uso de su velocidad lograba llevar el balón hasta zona de anotación sin que nadie pueda detenerla. Convertía su segundo TD en la cuenta personal (uno de cada lado de la línea de scrimmage), y volvía a poner a su equipo al frente. Como para no perder la costumbre, el punto extra era nuevamente incompleto, decretando así un 12-6, resultado con el que ambos combinados se iban al entretiempo.

El complemento rápidamente nos mostraba un quiebre entre ambos combinados. Tal y como en la fecha anterior, los entretiempos parecen sentarles bien a las felinas, y en su primera serie ofensiva de la segunda mitad ya sumarían puntos. Curiosamente, las comandadas por Quinteros esta vez prescindirían de su jugadora estrella, lo cual las hace todavía más peligrosas, sumando así más variantes de ataque. Primero la corredora Romero Torres era quien movería las cadenas, con una corrida de 9 yardas, y una recepción de 6; luego era la centro Pamela Méndez la encargada de recibir el ovoide: combinaría la QB con la número 13, primero para acercarlas a zona roja rival, desde donde un nuevo envío aéreo la encontraba a Méndez ya en zona de anotación. Tercer touchdown para Tigresas, y esta vez sí completaban el punto extra, una vez más con la centro, solo que era Paloma Rinaldi, en una reversible, quien enviaba el pase para aumentar la ventaja a 19-6, una diferencia que ya sería irremontable.

Al igual que en la primera mitad, el encuentro volvería a caer en una meseta, en donde ambas defensas doblegarían a sus rivales, sin dejarlas siquiera renovar los intentos. La ofensiva de Valkirias seguía intentando con la agilidad de Brenda Arjona y la serie de engaños entre corridas y reversibles, tan solo que la defensa del combinado de Jiménez ya no volvería a caer ante sus artimañas ajustando la presión y articulando con zonas defensivas. Por su parte, Quinteros y compañía también tendrían sus problemas para avanzar el balón, y más cuando recaerían sobre pases salvadores a Pacheco, quien se topaba esta vez con una defensa más certera que no la dejaba avanzar y dada la presión sobre la QB los envíos se volvían a su vez más imprecisos. A su vez, ambos conjuntos comenzaron a recaer en faltas consecutivas dada la presión de no poder renovar los intentos; balones sueltos, retrasos de juego, protección de flag, salidas en falso, e interferencias ofensivas eran las faltas en las que recaían las jugadoras al verse presionadas, no solo por las defensas rivales, sino también por verse incapaces de aceitar las ofensivas que supieron mostrar en la primera mitad.

Recién dentro de los últimos dos minutos del encuentro volveríamos a tener acción y movimiento en el tanteador, siendo las Tigresas las encargadas de acrecentar la diferencia con sus rivales, luciendo una ofensiva balanceada, precisa, y apabullante, que las pone finalmente como grandes favoritas a hacerse con la temporada 2017. Dos avances terrestres, uno de Rinaldi y uno de Romero Torres, sumados a un largo envío a Pacheco, las hacían superar mitad de campo, y llegar hasta la yarda 13 rival. Un nuevo pase de Quinteros, esta vez para su corredora Romero Torres las hacían quedar a tan solo pasos de anotar. Desde donde una jugada de corrida de la numero 45, terminaría en amague y pase de la corredora, para quién más sino Pacheco, quien se adjudicaría su tercera anotación de la jornada. Si bien el punto extra era nuevamente malogrado, este 25-6 en el marcador era un resultado que plasmaba más fielmente la diferencia mostrada en el campo.

Quedaba tiempo tan solo para que la ofensiva de Valkiriras haga lucir a la defensa rival. Sin poder siquiera avanzar, eran más yardas las que perdían, siendo detenidas detrás de su línea de golpeo en ocasiones consecutivas. Lo que desembocaba en un acorralamiento dentro de su propia zona de anotación, en donde en un intento de reversa con Villalba, era turno de la CB Graciela Rivas de lucirse, y le quitaría el flag a su rival logrando así un safety. Si bien estos 2 puntos, aumentaban en poco la diferencia en un partido ya ganado, terminaría siendo un símbolo de como la defensa de Tigresas logró maniatar a sus contrincantes, ajustando tanto ante las corridas como ante los pases, sin perder la concentración a pesar del resultado.

Contundente 27-6 para las felinas, quienes lograron su primer triunfo del año, y demostraron ser un equipo de temer, no solo por su defensa veloz, y por la jugadora destacada y hasta ahora máxima anotadora del torneo, Pacheco; sino porque su ofensiva demostró tener mayores variantes de juego, a la vez que la mariscal Quinteros se sigue afianzando en largos envíos, conectando con mayor variedad de destinatarias. Por su parte el conjunto dirigido por Ferreyra cayó por segunda vez, y si bien su defensa parece imponente, ha dejado entrever ciertas fallas a la hora de enfrentarse a jugadoras veloces; mientras que la ofensiva pudo convertir varias buenas jugadas al hilo, pero una vez que sus principales jugadas fueron neutralizadas, no supieron como sorprender, sumiéndose cada vez más en la frustración que se reflejaba en sus jugadoras.

Author

Tomás Kouba