headerindex (1)
topbannermen

Últimos retoques

Dando cierre a la segunda fecha de pretemporada, Jabalíes derrotó por un amplio 20-0 a Legionarios, cosechando su segunda victoria en estas etapas de ensayo.

Tras una semana ya concurrida luego del comienzo de las actividades en Champagnat para los combinados de la categoría Mayor, ambos equipos volvían al campo de juego para seguir cosechando minutos de juegos para sus jugadores, intercalando sistemas, inculcándole a los rookies su filosofía dentro del emparrillado, y echando a andar los engranajes de sus ofensivas, como así también endureciendo cada vez más a sus defensas, preparando ya el terreno para lo que nos depara la semana entrante, el comienzo de la temporada 2017.

Una victoria frente a Tiburones habían conseguido los porcinos en su primer esbozo de football este año, mientras que la legión dorada había caído ante un Cruzados en plena reconstrucción. Los resultados son lo último a lo que le prestan atención los jugadores y entrenadores en este período de pretemporada, pero lo que sí se hace valer es la actitud de cada combinado dentro del campo de juego, y las visibles conexiones, o ausencia de ellas, que ya irán dando de qué hablar a lo largo de la ardua temporada venidera.

Comenzaba el encuentro, con ofensivas a priori titulares, buscando consolidarse dentro del campo, y lograr que tanto línea ofensiva y corredores, como mariscales y receptores, se tengan más de memoria que de vista sobre el verde césped. Sánchez y compañía eran los encargados de mover el ovoide en primer lugar, pero quien se movería sería el mariscal intentando esquivar a una línea defensiva rival que dominaba por completo a la endeble protección que el #19 tenía delante suyo. Con Dan Lande y Kevin Rotela en la línea defensiva como estandartes de una defensa ya tan bien conocida como “el Ancla”, y el linebacker Pellechia en el medio del campo, entrando como lanza en carga, la defensa porcina anulaba los primeros intentos de sus rivales por renovar los intentos, y si bien a lo largo de la tarde permitirían mayores avances, no los dejarían anotar siquiera un punto.

Por su parte, la ofensiva liderada por Bonomo, uno de los mariscales con mayor experiencia en este puesto de los que vayan a comandar las ofensivas de la liga en este 2017, lograría anotar en su primera visita al emparrillado. Con una tríada de jugadores ya experimentados, compuesta por Bonomo – Lettieri – Kritzler, el conjunto dirigido por Juan Manuel Sesto (que vuelve al puesto de jugador/coach, al igual que su par de Osos Polares Hugo Ferreyra), lograría cosechar yardas rápidamente. El QB, ha demostrado un gran progreso, no solo siendo una amenaza por aire, sino que también en campo abierto ha logrado avanzar sin problemas por tierra, convirtiéndolo en una doble amenaza para las defensas rivales. Pero sería por aire como lograrían la primera anotación, en un largo envío con su receptor favorito Lettieri, quien casi a una mano y sobre la línea de fondo se hacía con el balón, irguiéndose como uno de los, en principio, mejores receptores de esta temporada.

Seguirían ambos conjuntos prestándose el balón de a ratos, logrando renovación tras renovación de intentos, pero siendo más espuma que café, ya que terminarían constantemente en perdida de intentos tras el 4to down. Incesantes corridas de Rumbola, sumadas a unas pequeñas dosis de pases a Franceschetti, parecían las únicas alternativas de una ofensiva que parecería mostrarse igual de endeble que en la temporada anterior. Solo unas corridas del propio mariscal lograban sacar a esta ofensiva del monólogo que presentaban, pero ni así podían agarrar por sorpresa a la defensa siempre firme de Jabalíes, que no les daba lugar a la anotación.

Un gran yerro de los de dorado les daría el pie a los porcinos para irse al entretiempo con una ventaja mayor todavía. En un intento de despeje, el balón pasaría por encima del pateador, quien ante la desesperación la patearía hacia un costado, costándole 10 yardas más de penalización, sobre las ya perdidas por el rodar del balón hacia atrás. Le deban en bandeja a Bonomo un posesión sobre la yarda 20 rival; y no lo desaprovecharía, ya que en la primera jugada buscaría a su nuevo receptor, el MVP del camp ’17, Fermín Peralta Martínez, quien en su primer contacto con el ovoide ya lograría su primera anotación. 14-0 en el tanteador, y entretiempo en la tarde cada vez más fresca, casi helada, del Talar de Pacheco.

El complemento no presentaría sorpresa alguna, siendo no más que una secuela de lo visto hasta el momento. La ofensiva porcina era la encargada de dar inicio a la segunda mitad, y ya golpearían de primera mano a la defensa de Legionarios que todavía volvía congelada del entretiempo. Comenzando en su yarda 20, llevarían adelante una marcha ofensiva de 70 yardas, renovando los intentos en 4 ocasiones consecutivas. Corrida tras corrida de Kritzler, iba debilitando a la defensiva rival, que se cerraba cada vez más, abriendo los espacios para el juego aéreo, en donde Bonomo lograba completar con su Coach Sesto, para unas 15 yardas, y finalmente con su novato estrella Peralta, para la segunda anotación de la tarde, hilvanando una conexión cada vez más temible. 20-0 en el tanteador, un resultado ya inalcanzable, e inamovible a esta altura del partido.

La ofensiva tímida de Sánchez y compañía se daba el espacio para correr con Medina, y no sobrecargar tanto así al histórico Rumbola, pero tal cambio se notaba en la calidad de las corridas. Mientras que en el juego aéreo, el mariscal parecía no salirse del tándem Franceschetti – Dietsch, quienes eran los únicos dos jugadores en recibir pases del QB, que terminaba con 5/11, 63 yardas aéreas, 22 terrestres, y 1 fumble.

Ya con el reloj consumiéndose cada vez más rápido, quedaría tiempo para un amague de emoción, ya que los porcinos volvían a anotar, esta vez con Bonomo en una corrida de más de 20 yardas, consagrando así un partido de excelente performance, pero la anotación se vería frustrada por un holding de algún compañero que le aguo a su mariscal el festejo personal. Y casi volvían a festejar, cuando el QB buscaba por tercera vez al número #11 en la zona de anotación, y cuando todos aclamaban ya por el 4 TD del encuentro, el novato no lograba asegurar el balón tras el golpe del defensivo, quedándose con un gusto amargo a pesar del magnífico comienzo de año que ha tenido.

Un comienzo prometedor para el equipo comandado por Sesto, quienes aún en plena formación, vienen de un 2016 con grandes esperanzas, y tras meses de entrenamiento y preparación, parecen haber dado el salto de calidad para erguirse como candidatos en este nuevo año. Por su parte Legionarios no ha esperanzado a quienes lo vieron en estos dos fines de semana, por lo que parecería ser un puesto fijo a pelear hasta la última fecha el ingreso a playoffs con el 4to puesto.

Se da por terminado así el primer esbozo de Football, y se abren las puertas para lo que todos esperábamos, el comienzo de la temporada regular, que el próximo sábado dará a inicio, con Tiburones y Corsarios reeditando la última final, y Jabalíes contra Osos Polares, dos grandes candidatos a dar el presente en el Tazón Austral XIV, intentando finalizar con la hegemonía de Corsarios, Cruzados y Tiburones, quienes han disputado las ultimas 5 finales.

Author

Tomás Kouba