headerindex (1)
topbannermen

Vuelve la acción al emparrillado

Luego de una fecha suspendida por las inclemencias del clima, se reanudará el torneo con la semana 6 de la liga de Football Americano Argentina, presentando a Legionarios frente a Osos Polares abriendo la jornada, y Cruzados vs Jabalíes a continuación cerrando la tarde de sábado en Champagnat.

A las 13:00hs ingresarán al campo de juego los conjuntos que se encuentran en 3er y 4to puesto, Legionarios (1-1) y Osos Polares (1-2) respectivamente, en la búsqueda de pertenecer al pelotón de los punteros, alejarse del grupo de los últimos, y desaparecer de la nebulosa a la que pertenecen actualmente, la de los indecisos. Por un lado, la legión dorada volverá al emparrillado luego de tres semanas de inactividad (bye + fecha suspendida), con una caída de 0-18 frente a los porcinos en su último encuentro; mientras que la manada polar cuenta también con una derrota en su último partido disputado, siendo caída por 7-13 frente a los piratas. Destinos inciertos para esta temporada ocupan el futuro de cada una de estas franquicias, ya que los de dorado continúan dependiendo de una defensa firme que busque mantener el arco en 0, a la vez que la ofensiva todavía no encuentra su propia imagen, con cambios de mariscal sobrevolando su plantilla, con un gran déficit tanto en el juego aéreo como terrestre, y con más dudas que aciertos a la hora de mover el balón. Los polares, por el contrario, parecerían contar con mayor fuerza en la ofensiva que en la defensa, con un ataque que por momentos parece hilarse, con un mariscal rápido y habilidoso como lo es Crespi, que ha sabido mover las cadenas ya sea por pases con Carrizo, o por sus propios medios aprovechando su velocidad en campo abierto. Mientras que en la faceta defensiva no se han mostrado del todo firmes, recibiendo un aplastante 0-35 en el partido inaugural ante Jabalíes, pero reponiéndose poco a poco en los siguientes encuentros en donde no permitieron más de 2 TDs por sábado. Un encuentro que en principio no parece tan relevante pero que con el correr de las fechas y mirando en retrospectiva será un duelo decisivo en la lucha por ingresar a playoffs, ya que quien salga victorioso podrá regodearse de no contar con record negativo y quedará más cerca de los dos grandes que parecen perfilarse a un Tazón Austral asegurado (Jabalíes y Corsarios); y quien por el contrario salga derrotado, tendrá que mirar a sus costados encontrándose con dos viejas glorias que se encuentran en plena reconstrucción, y deberán correr desde más atrás para poder llegar a octubre con la esperanza al menos de quedar a un partido de la ansiada final.

Cerrando la jornada será el turno del claro candidato, Jabalíes, de seguir estirando la brecha entre los equipos asentados, y aquellos que todavía no encuentran el rumbo. Los porcinos no han conocido lo que es la derrota en este brillante comienzo de temporada, mientras que sus rivales de turno, Cruzados, no conocen lo que es salir del campo de juego viéndose victoriosos en lo que corre de la temporada regular. Será un duelo que en principio parece abiertamente desparejo, con 24 puntos por partido para Bonomo y compañía, y tan solo 6 para Urzúa y sus compañeros; con solo una anotación permitida por “el Ancla” en tres encuentros, y 3 anotaciones recibidas por La Hermandad en solo 2 juegos; con un mariscal ya asentado y con un 2017 próspero por un lado, y un casi novato en el puesto que todavía busca sumar juego y que además cuenta con su mejor receptor en el sideline y con una mano lesionada, por el otro. Claramente a priori hay una marcada diferencia entre estos combinados, un amplio margen de ventaja que sí todo marcha como viene andando tendrá un marcador de no menos de 3 anotaciones de diferencia a favor de los favoritos, y que agrandará esta existente diferencia entre los primeros y los últimos. Un conjunto de Jabalíes que tendrá enfrente no más que el reflejo de su propia realidad hace un par de años, con un mariscal inexperto, con una plantilla reducida, con más deserciones que ingresos, y con añoranza de que todo tiempo pasado había sido mejor. Pero tendrá entonces a su vez Cruzados, la ilusión de ver como los porcinos, que hace un par de años contaba con su misma suerte, han podido crecer lo suficiente como para volver a ser candidatos a hacerse con el campeonato: que vuelven a tener una defensa estable, una ofensiva letal, y un plantel que les permite tener variantes en múltiples lugares del campo sin sufrir abruptas caídas en el nivel de juego. Será entonces un partido que parecería tener ya todo dado, pero que de todas formas habrá que confirmar dentro de la cancha lo que aparenta en los papeles, un duelo en donde se verán las caras ambos equipos, y se verán a ellos mismos reflejados; un sábado más de football que pondrá sobre la mesa el objetivo final de cada uno en este 2017: triunfar y cortarse solo para el conjunto de Sesto; o el de sorprender a todos e inquietar a aquellos que tal vez creen que los playoffs ya están asegurados, para el conjunto de Saettone.

Tendremos entonces una fecha llena de emociones en donde se posarán todas las miradas no solo en el resultado inmediato, sino en cómo esto repercutirá directamente en sus planes de post-temporada; podrá ser tal vez la semana en donde se de ese quiebre casi calcado de los últimos años, en donde se divide entre los 3 de arriba y los 3 de abajo. Pero más allá de aquellas realidades inmediatas que dejarán estos dos partidos, hay algo más que empezará a pesar en todos los jugadores, entrenadores, y fanáticos, algo más grande que lo que rodea a este Tazón Austral 2017, el tan ansiado y esperado Argentina vs Brasil. Con la ilusión de poder competir contra nuestros pares brasileños, todo aquel que ingrese al campo de juego sabrá que deberá no solo luchar por salir victorioso cada sábado, sino que también tendrá la presión de demostrar cuál es su nivel, con el objetivo de formar parte del roster de Halcones en diciembre, con el sueño de salir triunfantes en el histórico duelo en el Mineirao.

Author

Tomás Kouba